Sin categoría

Hiperinflación acaba con la ilusión de estrenar en Navidad y Año Nuevo

Venezolanos acuden a tiendas de segunda para comprar y vender ropa usada como una forma de vestirse y para tener dinero para alimentos
96views

La compra de estrenos se aleja año a año, de las posibilidades del grueso de la población venezolana. La tradicional compra de ropa y zapatos para estrenar en la noche de Navidad y en la de Año Nuevo, es un sueño inalcanzable para los habitantes de este país cuya inflación se potencia por hora, 3% cada día. Así publica Descifrado

Venezuela, el país con las mayores reservas probadas de petróleo en el planeta, atraviesa por una severa crisis económica que se expresa en escasez e hiperinflación, un indicador que el Fondo Monetario Internacional estima cerrará en 1.350.000% en 2018 y 10.000.000% en 2019.

Los precios en centros comerciales de Caracas son una tortura para quienes tenían la esperanza de comprar zapatos y ropa, con los aguinaldos o utilidades producto de su trabajo y esfuerzo de todo el año.

El ingreso mínimo legal quedó anclado al criptoactivo “petro” y se ubica hasta hoy,  en 1.800 bolívares mensuales, pero la devaluación lo llevó de 30 dólares iniciales a poco más de 24 este 20 de noviembre, atendiendo a la tasa de cambio oficial. Si la transacción se hiciera en el mercado paralelo, el salario mínimo no superaría los 7 dólares mensuales.

Para las damas comprar solo un pantalón, una blusa y un par de zapatos puede representar un gasto aproximado entre 20.520 Bs.S (unos 60 dólares a tasa no oficial promedio de algunos marcadores), 30.000 Bs.S y 40.700 Bs.S, mientras que lo mismo para los caballeros tendría un costo mínimo aproximado de 15.600 Bs.S (unos 45 dólares a tasa promedio paralela al día) y hasta 41.720 Bs.S, en algunos centros comerciales de la capital venezolana.

Un blue jean a la cuenta de 6 salarios mínimos

En un recorrido efectuado por un concurrido centro comercial de la ciudad, renovar en el closet los populares pantalones blue jeans es una suerte de inversión, tomando en cuenta los precios y que son duraderos y versátiles a la hora de combinarlos durante todo el año. Así, los de damas de marcas reconocidas se consiguen a partir de 10.720 Bs.S (5,9 salarios mínimos fijado a la fecha en 1.800 Bs.S), los de color desde 14.900 Bs.S. Los de caballeros van desde 10.720 Bs.S y 15.100 Bs.S los de color. Se consiguen algunas oportunidades más accesibles para algunos bolsillos en otras marcas en 5.600 Bs.S y 6.400 Bs.S.

Las camisas casuales para caballeros se consiguen entre 3.200, 4.000 y 5.000 Bs.S y otras más formales o de mejor calidad entre 8.000 Bs.S y 9.000 Bs.S. Las tradicionales chemises varían entre 3.200 Bs.S, 4.800 Bs.S y 6.000 Bs.S.

Las blusas para damas van entre 5.000 Bs.S y 9.000 Bs.S y los vestidos casuales pueden variar entre 12.000 y 30.000 Bs.S, dependiendo de las telas y modelos.

Los zapatos para damas en este concurrido centro comercial van desde 4.800 Bs.S los más modestos y entre 9.000 Bs.S y 15.000 Bs.S algunos modelos más duraderos. Se consiguen sandalitas sencillas desde Bs.S 2.900, es decir más de un salario mínimo y medio.

Lee más en Descifrado