¿Sería la Dolarización una estrategia para Venezuela?

0
683
views

Por casi 50 años el bolívar ha sufrido un proceso de deterioro sistemático y tal vez por casi 20 años algunos economistas han planteado dolarizar la economía, se sabe que para antes de la década de los 70`s del siglo pasado el bolívar era una de las monedas más fuertes de la economía mundial, su confianza era tal que en muchos países se aceptaba como medio de pago y como paridad cambiaria, pero esto fue cambiando a mediado de la década ya mencionada, la pregunta que todos debemos estar haciéndonos es ¿por qué ocurrió esto?

Como respuesta principal a lo anterior debemos seguir haciendo historia, en los años 70`s ocurrieron tres eventos claves que explican la actualidad económica venezolana: uno de ellos fue la nacionalización de la industria petrolera; el segundo fue la ruptura del entonces presidente de EEUU Richard Nixon con el acuerdo Bretton Woods, ocasionando que en los mercados internacionales existiera grandes cantidades de dólares causando así que la demanda energética creciera; y el tercero, los conflictos en el medio oriente que  tuvieron como conclusión el cierre del canal de Suez, problemática que produjo que la oferta mundial de petróleo se contrajera y por tanto ocurriera el famoso boom de los precios internacionales del petróleo, originando una gran cantidad de flujo de divisas hacia nuestro fisco nacional, que al final del día engendró un proceso de desestabilización en el mercado cambiario venezolano, debido a la indisciplina fiscal y un gran despilfarro de recursos, donde esta problemática del mercado cambiario termina explotando a inicios de la década de los 80 con el famoso “viernes negro”.

Todo lo anterior ocurría a la par de múltiples crisis económicas en países de Suramérica y durante la misma década de los ochenta, donde entre muchas propuestas se planteó en la siguiente década como solución una vertiente: la dolarización; dado que en algunos países se obtuvo resultados favorables, estos aspectos han hecho que desde finales de los noventa muchos se planteen la posibilidad de realizar dicha estrategia en nuestro país.

Una vez mencionado las ideas previas, lamentando no contar con un espacio más amplio para otros profundos problemas de la economía nacional, es adecuado hablar respecto a  los aspectos positivos de la dolarización por parte de sus defensores, entre los cuales se mencionan los siguientes:

  1. Se elimina el privilegio que unos pocos tienen sobre las divisas, en términos cambiarios ya que no existirá entrega de dólares baratos para su arbitraje, es decir elimina los posibles mercados paralelos, esto supone una estabilidad en el flujo de capitales.
  2. Lo anterior implica que debería existir un equilibrio en la balanza de pagos.
  3. El punto uno también supone que las tasas de interés pueden empezar a estabilizarse en términos reales.
  4. Se plantea desde los defensores de la dolarización que esta elimina el privilegio sobre el dinero y democratiza la reservas monetarias internacionales. En otras palabras obliga a los gobiernos a que exista disciplina fiscal y monetaria, ya que no se emitirá más dinero inorgánico.
  5. Lo anterior implica que el impuesto que el ciudadano de a pie paga por la emisión de dinero inorgánico, el cual llamamos inflación se elimina del fisco nacional y ayuda a que tácitamente existe la ya mencionada disciplina fiscal.
  6. La dolarización supone por sus afectos que esta elimina por completo la posibilidad de devaluar la moneda, ya que a veces los hacedores de política presumen que pueden darle competitividad a la economía al realizarlo, pero en países en los cuales no existe un aparato productivo exportador las devaluaciones se transforman en más inflación.
  7. En Venezuela se asume que la economía ya está dolarizada y que todos los precios están a base del comportamiento del mercado paralelo y que por tanto al devaluar elimina el componente especulativo del dólar y por tanto se estabilizarían los precios relativos.
  8. Se asume que debido a que el dólar es una moneda confiable se inyectaría a la economía instantáneamente mayor seguridad a las inversiones financieras; a las inversiones productivas; al ahorro nacional y por ende esto también generaría estabilidad en el flujo de capitales.

Teniendo en consideración todo lo anterior la siguiente interrogante a plantearnos es ¿Debemos pensar en la dolarización como la fórmula mágica para lograr la estabilización macroeconómica?, la respuesta a esta pregunta es sumamente complicada, y más de lo que pueden pensar la mayoría de los economistas en general debido a que las experiencias de dolarización en el mundo no son muchas, en si tenemos el caso de Ecuador, Panamá , el Salvador y la más reciente Zimbabwe, donde en dos de los cuatro casos no ha tenido el éxito deseado (en este caso se hace referencia al Salvador y Zimbabwe como los casos de poco éxito), ciertamente hay otras cuatro economías que están dolarizadas (Palao, Micronesia y las Islas Marshall las cuales eran antiguas colonias de Estados Unidos y Timor Oriental el cual es un país que históricamente tenía fuertes conflictos políticos, y que es conocido como una de las últimas colonias de Portugal) pero por circunstancias históricas muy diferentes a una decisión de política económica como el caso de los países ya mencionados.

Por otra parte, se sabe de muchas otras experiencias de estanflación, inflación y depresión a  nivel mundial que han logrado salir de dicha problemática sin necesidad de dolarizar; como lo son los casos de Perú, Bolivia; Paraguay, Brasil, esto tan solo para indicar experiencias latinoamericanas.

Pero bien, tal como se ha discutido con respecto los pro de la dolarización es momento de hablar acerca de los problemas de algunas de las anteriores argumentaciones y también de otros contras:

  1. Uno de los problemas de la dolarización es que si se presenta alguna complicación después de su aplicación es muy complicado o casi imposible deshacer de la política.
  2. Uno de los pro de la dolarización es que obliga a los gobiernos a tener disciplina monetaria y fiscal, lo cual por un lado es cierto, pero esto implica más que eso, ya que la política monetaria ya no será aplicada por el ente rector, es decir los Bancos Centrales, significando que cualquier desajuste financiero o específicamente bancario no será manejado por la política económica interna o en el mejor de los casos sería complicado, esto es algo que ni siquiera el país de origen del dólar sufre, EEUU tiene la potestad de manejar su propia política monetaria, de hecho después de la gran crisis financiera del 2008-2009, la Reserva Federal y el gobierno norteamericano hicieron un enorme rescate al sistema financiero.
  3. Lo anterior implica que en casos de corridas financieras el banco central podría verse en complicaciones en responder, ya que pudiera no tener ahorros en divisas, y por tanto estaría sin cobertura suficiente para que el sistema financiero vuelva a su cauce.
  4. Por otra parte, se tiene que una de las bondades de la dolarización es que esta puede generar una disciplina fiscal dado que el Banco Central no podrá emitir billetes, pero la máquina de emisión de moneda no es la única forma de crear dinero sin respaldo, esto también lo puede provocar el endeudamiento público, es decir un despilfarro del endeudamiento puede crear la desestabilización precios y tasas de interés en la economía y seguir existiendo un desajuste fiscal fuerte y de nuevo se tendría problemas inflacionarios.
  5. Por otra parte, el gobierno no es el único actor que puede crear dinero inorgánico, la banca a través de un anarquismo crediticio puede crear masa monetaria ficticia la cual provoque comportamientos erráticos en la economía, por no mencionar que también pueden obtener deudas e inyectar dinero sin respaldo y estimular una crisis a través de los mercados internacionales.
  6. En el punto 8 de los pro de la dolarización se tiene como una de las razones para aplicar la estrategia la excusa de que todos los bienes se comportan según el dólar paralelo, en primer lugar eso depende del bien que se esté hablando y/o del mercado, hay diferentes razones por las cuales los precios pueden variar, como por ejemplo la escasez relativa del mismo; la estacionalidad de la demanda, una política monetaria y fiscal inadecuada, estructuras monopólicas en los mercado, y etc.
  7. Los elementos anteriores hacen ver que la inflación no se va a detener por una dolarización, existen elementos estructurales en la economía que deben cambiar para realmente estabilizar la formación de los precios relativos
  8. Se cree que la dolarización como ya se dijo anteriormente puede incentivar la disciplina fiscal y por ende hacer que el gobierno ahorre en divisas, pero en si una economía mono-productora y altamente dependiente de las divisas petroleras hacen que estas consideraciones sean complicadas, en este sentido, la orientación de la política económica debe ser incentivar a exportaciones de actividades diversificadas, además hay temas que tocar para que realmente el fisco se estabilice, cuestión que se puede lograr sin una dolarización; un ejemplo de ello es el subsidio a la gasolina que causa grandes déficit a Pdvsa y al Fisco nacional, el subsidio a diferentes servicios como lo son la energía eléctrica, transporte subterráneo, agua y etc. que son un completo problema para garantizar el ahorro y la inversión pública.
  9. La dolarización no inyecta confianza inmediatamente, es la confianza en las instituciones, leyes, reglas de juego y en los tomadores de decisiones lo que puede implicar un comportamiento fiduciario en la economía; caso contrario aunque se manejen dólares, el flujo de los mismos pueden no entrar en la economía, sino más bien en el mediano y largo plazo salir.

Es de recordar que hasta ahora han existido procesos de dolarización que han funcionado con sus inconvenientes, tal como ya se ha mencionado al inicio de este espacio, pero todo depende de las condiciones que se estén presentando en la sociedad (seguridad económica, política e institucional), por otra parte, una dolarización puede tener mayor éxito en aquellos casos en los cuales exista una alta integración política y económica con EEUU; también debe ser con aquellas economías con aparatos productivos con orientación a la exportación de actividades diversificadas, para así lograr generar mayores divisas (procurando el comercio en las divisas de mayor influencia en el comercio internacional, no solo con el dólar para así reducir el riesgo a las crisis); si el país en cuestión realiza la dolarización puede tener como consecuencias una mayor relación o incluso dependencia en el comercio con EEUU, aspecto que puede ser positivo en el sentido del tamaño del mercado del país en cuestión y también puede ser negativo ya que una severa crisis de su economía afectaría de manera importante al país; todo lo anterior hace ver que una dolarización es un tema profundo, además hay diversas experiencias internacionales en las cuales la política económica no ha sido la dolarización y se ha logrado una economía estable.

Comentarios a @wjts71

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí