Semana Santa: El pescado es ahora solo un recuerdo

0
1343
views
Zuma Seguros

La tradición de comer pescado para cumplir con los ritos litúrgicos de la Semana Santa puede fácilmente poner en jaque el bolsillo de los venezolanos gracias a la hiperinflación. En supermercados de Caracas, el kilo de jurel en ruedas está en Bs 534.000, mientras que el de carite sierra se consigue en 961.200.

Asimismo, el bagre lo venden a Bs 601.560; el atún, en 809.027; la aguja, en 925.559; el cazón, en 964.224; el lebranche, en 483.624; el roncador, en 424.224; la lisa, en 387.720; la mojarra, en 288.350; y el filet de sardina, en 131.000.

Por otra parte, un lata de 140 gramos de atún en aceite se vende en Bs 600.000.

Los mariscos son una alternativa un poco más económica: el kilo de pepitona está en Bs 220.622; el de almejas o chipichipis en su concha, en 52.590. Sin embargo, los camarones son mucho más costosos: Bs. 763.560.

Esta situación llevó a que las autoridades de la Iglesia católica en Venezuela exoneraran a los devotos de la obligación de comer pescado como parte de la conmemoración de la Pasión de Jesucristo.

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí