Seguros BanValor: El verdugo de sus empleados

By:
Posted: Miércoles 8 Noviembre, 2017
Category: Seguros y banca
Tags: , , , , , , ,
Comments: 0

El caso de los hermanos Castillo Bozo, quienes figuraron como dueños de las filiales Banco Banvalor, Seguros Banvalor y la Casa de Bolsa Banvalor en Venezuela fueron los verdugos de estas compañías. Con la finalidad de construir una red bancaria en el extrajeron tomaron parte del patrimonio de estas instituciones para crear empresas de maletín en paraísos fiscales. 


De acuerdo a una investigación realizada por el equipo de Seguros y Banca desarrollaron una investigación a fondo sobre los delitos cometido titulado “El pasado de los hermanos Castillo Bozo”.

Toda la atención de este caso se centró en la mafia de corrupción que construyeron estos hermanos a través de paraísos fiscales, evasión de la ley y vínculo con el gobierno, pero un punto muy importante que no se asomó a la luz pública con tanto énfasis y  no está alejado de los daños ocasionados por este ambicioso grupo es su capital humano.

Diversas denuncias realizaron los empleados de Seguros Banvalor con relación a su liquidación a los atropellos cometidos por la junta interventora.

Posterior a la intervención de Seguros Banvalor en el año 2010, según lo indicado en la Gaceta Oficial N° 39.516 y  de acuerdo con la Resolución N° FSS-2-002716, se decidió la sustitución de los administradores, Junta Directiva y a la Asamblea de Accionistas de la empresa por una Junta Interventora.  Los trabajadores de Seguros Banvalor sintieron que quedaron desprotegidos por los hermanos Castillo Bozo y sus derechos fueron atropellados por esta nueva junta, la cual les solicitaba la carta de renuncia con la promesa de darles la liquidación en una semana y transcurrían meses sin obtener respuesta.

Los trabajadores de Seguros Banvalor tuvieron hasta tres quincenas sin recibir pago de salario,  cesta tickets, guarderías y otros pasivos laborales. Como consecuencia de la desesperación acudieron al superintendente de la Actividad Aseguradora, Sr. José Luis Pérez, para la liquidación de unos bonos de la Empresa de Seguros para costear sus pasivos. Sin embargo, posterior a la aprobación por parte de la Superintendencia la Dra.  Judith Colmenares, vulneró los derechos de muchos trabajadores obligándolos a  firmar cartas de renuncias para la entrega de los cheques de los que se les adeudaba.

Para el 2011 los colaboradores de la intervenida empresa seguían formalizando denuncias sobre las deudas laborales. La Junta Interventora realizó un informe sobre sus pasivos y activos que para los empleados les parecía incongruentes, ya que de acuerdo a lo indicado por la nueva directiva los pasivos correspondían a Bs. 1.077.000,00 y los activos Bs. 458.000. Sin embargo, estos consideran que no fueron tomados en cuenta costosos activos como son la Torre en Chacao, un terreno en Las Mercedes y otras tantas edificaciones existentes en toda Venezuela.


Finalmente para el año 2012, algunos ex – empleados de Seguros Banvalor ya estaban cobrando parte de su liquidación  pero denunciaron algunas irregularidades en el pago por montos inferiores  a lo que les corresponde de acuerdo a lo establecido en la Ley o por concepto de salarios pendientes. Asimismo, para esa fecha solo habían cancelado las prestaciones de posiciones base, a los gerentes no le han pagado su deuda.

La junta liquidadora hizo una distinción arbitraria  entre los empleados. Al considerar a los gerentes de la empresa como empleados de confianza de los hermanos Castillo Bozo, no les habían efectuado el pago de sus pasivos laborales a la fecha.

Los hermanos Castillo Boza, tenían orden de aprehensión y estaban siendo buscados por  la Interpol por los siguientes delitos imputados suministro de información falsa para operaciones financieras, obtención fraudulenta de divisas y agavillamiento.

Actualmente, hay empresas que continúan cometiendo estas irregularidades con sus empleados, al obligarlos a firmar renuncias por no poseer capacidad económica para asumir los pasivos laborales.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar
Ocultar