Reina el desconcierto y la desinformación en la ciudadanía ante reconversión del 20-A

0
69
views
Zuma Seguros
Apenas faltan tres semanas para la implementación del citado proceso y aún la gente no sabe qué hacer los los billetes que saldrán de circulación

A 21 días para la  entrada en vigencia de una nueva reconversión monetaria al bolívar soberano, los venezolanos no saben qué hacer con los billetes vigentes y el Banco Central de Venezuela (BCV), no ha emitido ningún comunicado sobre jornadas de canje.

Tengo en mi casa como un millón de bolívares en billetes de 100 bolívares y otro paquete de billetes de 500 que nadie quiere, estoy a la espera por saber dónde cambiarlos, porque ¿qué hago yo con eso?”, se preguntó José Antúnez, comerciante.

Muchos venezolanos mantienen piezas de diferentes conos monetarios a la espera de poder canjearlos por los llamados bolívares soberanos, de lo contrario estarían perdiendo. Todavía conservan las olvidadas monedas de níquel de 1 bsf, 0.50 bsf, 0.10bsf, billetes de 50 y 100 bsf, este último excluido de la circulación en diciembre 2016 pero prolongada su vigencia hasta su extinción por la vía de la hiperinflación.

En la actualidad, también hay ciudadanos que mantienen guardados billetes de 500 y 1.000 bolívares que son rechazados por su bajo valor.

Sin embargo, tanto el Ejecutivo como el Banco Central de Venezuela  solo han anunciado un nuevo cono monetario para este 20 de agosto que implicará la eliminación de cinco ceros a la moneda y nada han indicado sobre las jornadas de canje recomendadas para este tipo de cambios en el cono monetario, aún el BCV no ha emitido información al respecto. No se conoce de campañas para que los ciudadanos se orienten sobre el tema y a la vez puedan recuperar parte de su dinero con los cambios.

Consultado en relación con el tema, el economista Rodrigo Cabezas, quién diseñó la reconversión monetaria del 2007 cuando era Ministro de Finanzas, precisó que se requiere la debida planificación y normalmente dichos procesos deben contar con meses de aplicación, además por fases. Señaló el exministro que  “Hasta ahora el BCV no ha emitido un pronunciamiento sobre el canje del antiguo cono por el nuevo, pero es lo ideal en el caso de una reconversión”.

Aseguró que la reconversión para el bolívar fuerte, puesto en vigencia en el 2008, contó con un calendario de 6 meses. Se realizaron campañas educacionales a todos los sectores de la población. Cuando faltaba un mes para la implementación formal de los nuevos billetes y monedas se activó la recolección del cono viejo en todo el país.

“Para una reconversión se debe tener más tiempo, un calendario lógico donde todas las partes tengan tiempo para los preparativos”, sostuvo el economista.

En relación con la decisión del Gobierno en anunciar la nueva reconversión precisó: “El problema de la inflación no es el billete, el billete lo que hace es perder capacidad de compra, el problema está en el crecimiento desmesurado del precio de los bienes y servicios, porque los billetes son el instrumento del sistema de pagos”, manifestó.

Agregó que “Si con un billete comprabas tanto y ahora con ese mismo billete compras menos, es porque los precios fueron los que crecieron, entonces tienes que estar inventando nuevos billetes con mayor valor”.

Las economías con hiperinflación deben tratar como tema principal el programa monetario que ayude a desacelerar el fenómeno. “La prioridad es el programa monetario para detener la hiperinflación, que debe hacerlo el Banco Central y Ministerio de Finanzas. Se debe tener una inflación en la que el nuevo cono monetario se sostenga en el tiempo mucho mejor”, indicó el profesor universitario.

Estimo que con este nivel inflacionario en diciembre, el nuevo cono monetario estará perdiendo el 60% de su capacidad de compra. Si con alguno de esos billetes nuevos, comprabas en agosto 100 bienes, en diciembre vas a comprar 40 bienes por el mismo billete”, alertó.

Agregó que según los cálculos que maneja, la hiperinflación podría cerrar en diciembre en 280.000%. “El componente más importante de una reconversión o del que el dinero no pierda su capacidad de compra, es la política inflacionaria, si usted logra controlar o disminuir  la inflación, en este caso la hiperinflación, por supuesto, su cono monetario va a durar mucho tiempo y no hay necesidad de crear otras monedas”. El componente más importante a tratar para que la reconversión tenga éxito son las medidas en las políticas antiinflacionarias. “Lo principal es política antiinflacionaria, si tiene éxito, el cono monetario tiene larga vida, si no tiene éxito, el cono monetario pierde vigencia”. Además, propone como alternativa la reutilización del cono monetario vigente en la nueva reconversión, es decir, reestructurar su valor adaptado a la reconversión del bolívar soberano.

Aseveró que los bancos estaban preparados para la reconversión monetaria de tres ceros, esta nueva modificación significaría otra reestructuración en sus mecanismos internos en tan poco tiempo.

La reconversión, con cinco ceros menos a la moneda representa una confusión para la población promedio. Muchos economistas como Alejandro Grisanti, director de Ecoanalítica, han reiterado las múltiples confusiones que acarreará para los distintos grupos etáreos del país.

Para las personas de tercera edad, el panorama no parece mejorar ya que la reconversión se encuentra cercana a la fecha del pago de pensiones. Hasta el momento el BCV no ha emitido mecanismos preventivos para resolver posibles problemas en la ejecución de dichos pagos para casi 5 millones de pensionados que hay en Venezuela.

Es un escenario que produce incertidumbre. Un Ministro de Económia y Finanzas te diría que el nuevo cono monetario entrará en vigencia sin problemas, que todos los preparativos estarán listos en el tiempo estipulado, pero el escenario no va bien”, advirtió Rodrigo Cabezas.

Sin embargo, nada de esto pareciera importarle al gobierno quien lleva dicha implementación a “marchas forzadas” a sabiendas que es una aventura que podría traer graves consecuencias pero que sólo recaerían hacia la ya de por sí maltrecha economía del ciudadano, quienes se hallan en el poder o “enchufados” a él, se limitan a disfrutar de su zona de confort desde donde presencian el desplome de la sociedad venezolana a sabiendas que ello no afectará los dolarizados ingresos de quienes pertenecen, directa o indirectamente, a la casta que gobierna.

Foto: Agencias

Fuente: Panorama

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí