¡Raspados! Venezuela y Cuba no pasan examen de libertad de prensa en Las Américas

0
603
views
La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) ve con preocupación la inalterabilidad en ambos países de una férrea censura

Con preocupación profunda se observa, desde la reunión de medio año que celebra la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) la continua degradación de la libertad de prensa en Venezuela y su total inexistencia en la isla caribeña la cual, a pesar del anunciado retiro del segundo de los Castro del poder, se mantendrá bajo su égida desde el puesto secretario general del partido lo cual le permitirá mantener el dominio sobre cualquier intento de expresión libre que llegara a adelantarse en Cuba.

En la segunda jornada del encuentro, el organismo presentó los informes de la Comisión de Libertad de prensa e Información en los cuales se analiza la situación de cada país del continente de manera independiente y que serán aprobados al cierre de la cita.

Uno de los puntos que más centró la atención de la reunión lo constituyó la presentación del Informe de Venezuela que fue presentado casi al final de la jornada por el editor del diario El Nacional, Miguel Henrique Otero.

“En términos generales, si comparamos lo ocurrido entre abril de 2016 y marzo de 2017 y los meses siguientes con los hechos acumulados en este periodo, la conclusión es inequívoca, las agresiones se han multiplicado”, afirmó el periodista venezolano al subir al estrado.

La referencia fue muy directa a un proceso que abarcó el lapso en el cual, durante el desarrollo de protestas de la ciudadanía en contra del gobierno, se pudieron apreciar acciones violentas, detenciones arbitrarias, robo de material, detenciones con incomunicación incluida, agresiones físicas y verbales y un largo etcétera, en contra de los periodistas que, arriesgando su integridad física, trataban de cubrir el desarrollo de los eventos, todo ello violando directamente los artículos de la Constitución desde donde el Estado debe ser garante de las libertades de sus ciudadanos.

A este respecto, enfatizó Otero, que esto se percibe como una “Política de estado”, por cuanto dichas agresiones y acciones en contra del gremio, fueron no solamente obviadas por aquellos a quienes se apelaba por justicia, en muchas ocasiones hasta llegaban a justificarlas creando un aura de impunidad para estos delitos.

Todo ello ocurre, en palabras de Otero, no de forma aislada o accidental sino que se trata de “todo un plan concebido y ejecutado por unidades de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, en particular”.

Otro punto destacado en el informe lo constituye el hecho de que se hayan utilizado tribunales militares para procesar a periodistas y personas civiles en general, trasgrediendo toda norma en cuanto a los derechos civiles de los ciudadanos afectados.

La SIP también se refirió al manejo de la información con respecto al secuestro el pasado 26 de marzo y posterior asesinato por parte de un grupo disidente de las FARC del equipo periodístico del diario ecuatoriano El Comercio compuesto por el periodista Javier Ortega, de 36 años; el fotógrafo Paúl Rivas, de 45, y el conductor Efraín Segarra, de 60.

Sobre ese tema, denunció que al Gobierno ecuatoriano le falta transparencia en el manejo de la información sobre la situación que se ha vivido desde el momento de su secuestro hasta hoy, cuando ya se sabe que fueron asesinados pero no dónde están sus cuerpos.

También es contundente el informe sobre Bolivia, ya que la SIP denunció el acoso y “asfixia financiera” que sufren los periodistas en ese país, donde considera que el afán del presidente Evo Morales de ser reelegido “de manera indefinida” socava los cimientos de la democracia.

Pareciera la tendencia de determinados gobiernos de la región, mantener un clima asfixiante en contra de los periodistas que luchan por mantener la libertad de prensa como norte, como en el caso del periodista cubano cuyo informe debió ser leído por el director ejecutivo de la SIP, Ricardo Trotti, ya que, no recibió permiso para poder asistir a la reunión.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí