¿Qué dispara la hiperinflación en Venezuela?

0
132
views
Un análisis directo de un experto devela las causas que han ocasionado un proceso hiperinflacionario que ha sido atizado de manera inclemente desde el gobierno a través de inyección de circulante sin respaldo en los últimos meses

El incremento de los precios relativos o como normalmente se conoce  a la Inflación tiene desde la formulación de su concepto una relación intrínseca con el concepto de dinero, principalmente debido a que si no fuera por la creación del dinero no sería posible hablar de precios del mercado, estaríamos en circunstancias en las cuales el mercado trabajaría en función de intercambios entre equivalentes, es decir, el intercambio de una mercancía por otra.

La inflación es un tema macroeconómico que ha preocupado por décadas, en este sentido el estudio de sus causas ha sido de gran debate en las escuelas de economía en todo el mundo, entre las más importantes variables que provoca el crecimiento de los precios se resalta en la literatura económica al crecimiento de la Masa Monetaria, causalidad  que muchos economista tienden a explicarla a través de “La Teoría Cuantitativa del Dinero”, esta postura plantea que la inflación es un fenómeno monetario, esto sí el crecimiento del Producto Nacional es constante, a través de este espacio trataremos de estudiar estos planteamientos de manera histórica para luego debatir en términos prácticos dichos argumentos.

Antes de hablar de alguno de los principales economistas que defienden la relación entre la inflación y la masa monetaria se debe destacar que este planteamiento nace mucho antes de que se pueda hablar de la economía como ciencia, seguramente debe ser sorpresa para el lector que esta postura tiene su origen alrededor del siglo XVI en el antiguo reino de Polonia, de un hombre cuyos esfuerzos intelectuales se centraron en el estudio de la astronomía y la física, pero sin embargo su genialidad le permitió desenvolverse en diferentes disciplinas, se hace referencia a Nicolás Copérnico, este personaje tan importante para las ciencias llegó a estudiar el fenómeno del crecimiento de masa monetaria en la época en la cual desempeño cargos administrativos para el gobierno del Rey Segismundo I, este monarca pidió a Copérnico una propuesta para una reforma del uso de la moneda que estaba en circulación (plata acuñada), de allí nuestro famoso astrónomo terminó escribiendo un tratado económico llamado “Monetae Cundedae Ratio”, en español “En la acuñación de la moneda”. Las conclusiones de Copérnico en el mencionado tratado termina explicando que la acumulación y rotación de grandes cantidades de plata acuñada terminaban abaratando la moneda por la abundancia de la misma, situación que daba como resultado que fuera lucrativo fundir las monedas y extraerlas del territorio, ya que esta valía más como lingotes de plata que como una moneda.

Por consiguiente, a través de lo discutido es evidente que la tesis de la inflación como un fenómeno monetario no nace de Irvin Fisher, ni de la escuela de Cambridge, ni mucho menos de la escuela monetarista ortodoxa cuyo representante principal es el premio nobel Milton Friedman, de hecho su planteamiento tiene enfoques diferentes, los cuales conversaremos en próximas líneas.

Después de los estudios de Copérnico en el siglo XVI el economista que desarrolla una formulación más detallada de la Teoría Cuantitativa del Dinero es Richard Cantillon explicada a través de su única obra titulada “Ensayo sobre la Naturaleza del Comercio”, sin embargo, es de resaltar que Cantillon se diferencia de la economía ortodoxa, ya que él no observa que el dinero sea una neutral, al igual que Keynes considera que el dinero tiene un valor y es atesorado provocando valores que no se corresponden a la economía productiva, no define la formación de mercado especulativos ni de un patrón fiduciario, pero hizo aproximaciones a este planteamiento. Por todo esto y muchísimos otros aportes teóricos Richard Cantillon es considerado por muchos el verdadero padre de la Economía Política en lugar de Adam Smith.

Hoy en día se sabe que el incremento de la masa monetaria tiene implicaciones en el comportamiento de los precios, sobre todo cuando no hay aumentos en las capacidades de producción y existen conductas monopólicas en los mercados, en estos casos los gobiernos tienden a cometer el error de emitir dinero tratando de cubrir la ausencia de una economía productiva y diversificada, de aquí podemos expresar dos razones fundamentales por las cuales se incrementan los precios:

La primera es que una expansión de la masa monetaria causa un aumento en la demanda, aspecto que implica que las empresas deben corresponder y aumentar su nivel de producción para una misma capacidad instalada, cuestión que significaría aumentos en los costos operacionales de las empresas (mayor mano de obra, insumos, materiales y aumento en el pago por la depreciación de las maquinarias) elementos que hacen que los oferentes incrementen sus precios para poder seguir en el mercado y por ende exista inflación.

La segunda se fundamenta en cierto sentido de la primera, es decir la expansión de la masa monetaria ocasiona un aumento en la demanda,  pero bajo una situación en la cual la oferta es constante se crea una escasez relativa en los diferentes productos de la economía, aspecto que hace que en las diferentes transacciones en el mercado los oferentes tengan un mayor poder en los contratos, es decir, existe una asimetría donde los demandantes se ven en una posición desventajosa, por tanto la población en general tendrá preferencias por los productos escasos, normalmente este problema será en una proporción importante con respecto a los bienes de primera necesidad, cuestión determinante para otorgar más poder a los oferentes, siendo así se formara en el mercado expectativas a una escasez de productos y a un incremento sistemático de los precios por un largo lapso de tiempo, cuestiones que causaran en el consumidor una disposición a pagar precios más altos cuando tengan mayor cantidad de dinero, lo último ocurrirá en la medida que la autoridad monetaria decida expandír la masa monetaria de la economía.

En este orden de ideas,  se debe dejar claro que la política monetaria debe ser acorde al desarrollo de la actividades económicas y financieras del país, de tal manera que si un proceso inflacionario se ha comenzado por una expansión de la liquidez, es recomendable el inicio de una disminución de la misma, ya que la política puede terminar por provocar asimetrías entre los consumidores y oferentes, donde a parte de todos los anteriores planteamientos, se comenzará en el mediano o  largo plazo una desestabilización de las variables macroeconómicas principales, tales como el tipo de cambio, las reservas internacionales, la distribución de la renta entre otras. Por último, es necesario estar  consciente que la inflación puede ser la peor enfermedad que en una sociedad puede ocurrir, es por ello que es menester evitarla.

Foto: Agencias

Fuente: @wjts71/Equipo de investigación Segurosybanca

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí