Penalizan con 700.000 pesos a quienes alimenten a inmigrantes venezolanos en Cúcuta

0
936
views
La alcaldía de Cúcuta ha implementado también el desalojo de los migrantes que tratan de pasar la noche en plazas y demás sitios públicos

La alcaldía del departamento Norte de Santander ha penalizado, con sanción de multa, la asistencia a las personas que se encuentran durmiendo en las calles de Cúcuta, muchas de ellas venezolanas, por parte de organizaciones que ahora deberán trabajar desde la clandestinidad.

La ONG Venezolanos en Cúcuta decide asumir el reto de auxiliar diariamente a los venezolanos a pesar de las trabas que imponen las autoridades.

Eduardo Espinel, coordinador de la ONG, explicó para un portal web de un diario venezolano que “Responsablemente lo digo, la Alcaldía no nos quiere. Lamentablemente el gobernante (César Omar Rojas) no tiene la capacidad de resolver sino de desalojar y eso no va a ser una solución. El éxodo es masivo y aunque cierren la frontera con un muro, los venezolanos de manera desesperada aún van a pasar.”

Relató el declarante que la vida de los venezolanos en Cúcuta es difícil. Al llegar la noche los inmigrantes se reúnen para dormir en plazas y parques de la ciudad. Sin embargo, no pueden descansar porque deben estar alertas de las autoridades de migración, quienes los desalojan de las áreas públicas porque es ilegal la pernocta.

Según Espinel, la multa que se impone por dar alimento a los ciudadanos en la calle es de 700.000 pesos “Los que viven en las plazas corren de un lado a otro porque migración los corretea. Nos hemos sentado con migración y ellos dicen que no hay más solución que acatar las órdenes de su alto mando. Ellos no entienden por qué los venezolanos duermen en las calles”.

La mayoría de los extranjeros prefiere ahorrar el dinero del hospedaje porque una noche en un hotel podría costar la mitad de lo que ganan diariamente.

Detalló que “Tratan de reunir 10.000 pesos diarios limpiando vidrios o vendiendo chucherías. En un pequeño hotel cobran 5.000 pesos de estadía, por lo que les quedarían 5.000 pesos para enviar a sus familiares en Venezuela. Por eso duermen en las calles, para poder mandar el dinero completo y ahorran para mantenerse con sus tres comidas al día siguiente”.

Admitió que en la ciudad se ha radicado un grupo de venezolanos que ha cometido delitos, por lo que pidió a las autoridades colombianas que les apliquen las leyes que correspondan.

“Por unos cuantos no vamos a pagar todos”, resaltó.

Detalló que los venezolanos que llegan a Cúcuta presentan “síntomas de guerra”.  “Nuestros hermanos están llegando de una manera inhumana, están desnutridos. Niños que no tienen ni la primera vacuna”, agregó.

El coordinador de la ONG resaltó que la xenofobia ya es una realidad que se aprecia a diario en la ciudad, relató, además que algunos colombianos se han dedicado a publicar y distribuir panfletos en contra de los venezolanos.

Más adelante informó que  “Cúcuta posee la tasa más alta de desempleo en el país. 70% de su empleo es informal, es por ello que los venezolanos en su desesperación aceptan empleos y optan por recibir pagos de hasta el 30% de lo que recibe un colombiano. A los empresarios se les hace muy atractivo emplear a venezolanos. Como respuesta hay colombianos que optan por hacer actos xenofóbicos”.

En estos grupos hay venezolanos se integran a trabajar de manera permanente y hay otros que lo hacen mientras continúan su travesía hasta otros países como Ecuador, Chile, Argentina o Perú, pero mientras se mantienen en la ciudad, viven con el estigma de lidiar con esa corriente xenofóbica de algunos de los ciudadanos cucuteños y ahora también con las medidas que imponen las autoridades que buscan coartar cualquier iniciativa por parte de quienes desean hacer llegar ayuda humanitaria a quienes huyen de la crisis venezolana.

Foto: Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí