Nacionales

El drama de los venezolanos: “Uno cobra hoy y mañana no tiene dinero”

242views

Cubrir todos los productos de la canasta básica se ha vuelto una tarea prácticamente imposible para el 80% de los venezolanos, ya que quienes devengan salario mínimo, es decir, 1.800 BsS de forma mensual, a duras penas pueden comprar un par de productos necesarios en el hogar.

Desde que se instauró el nuevo proceso de reconversión en el país, el poder adquisitivo del ciudadano se ha visto mermado de una forma descomunal, lo cual ha llevado a los consumidores, como Mauricio Blanco, a resolver su sustento de formas que hasta hace pocos años, jamas hubiesen pensado, según reseñó el medio digital Sumarium.

Este caraqueño de 30 años de edad, comienza cada viernes su rutina de una forma similar, viajando a un mercado ubicado en los Altos Mirandinos, localizado en el estado Miranda, para poder adquirir algunas verduras en “remate” de una feria de hortalizas.

“Mi presupuesto no alcanza para comprar un kilo de pimentones. Compro dos pimentones, los congelo y los pico y saco un pedacito y lo voy usando. Gasté 660 bolívares. En otro lado hubiese gastado muchísimo más”, aseguró el joven, quien trabaja como administrativo en una empresa de insumos médicos donde cobra el salario mínimo.

Blanco trabaja y complementa sus ingresos usando su auto como transporte escolar y para llevar insumos para una cadena de comida rápida, pero incluso con estos “ingresos extras”, debe ir de compra los viernes para conseguir la fruta y verdura que no se vendió en la semana y sale a precio más barato, así lo reseñó el medio digital Sumarium.

“No puedo ir a un automercado grande donde el kilo de tomate cuesta BsS 1000, el kilo de pimentón cuesta BsS 3000, el de plátano BsS 200. Llevo cuatro plátanos, que es un kilo. Lo demás lo llevo graneado de manera tal que me alcanzan para la semana. No puedo comprar de a kilo porque si llevo de a kilo la cuenta serían BsS 4000″, explicó.

La madre de Mauricio falleció hace cuatro años de un infarto, por lo cual además de conseguir su sustento, debe ayudar a su hermana de 16 años, quien aun se encuentra estudiando.

Como otro sistema de “ahorro”, Mauricio explicó a Infobae, como cada fin de semana se lleva un par de bidones de agua a las orillas de un pozo para poder conseguir algo de agua potable y no tener que comprarla.

Otro dolor de cabeza que viven muchos venezolanos llega a la hora de conseguir algún repuesto para sus vehículos, ya que incluso un litro de aceite, puede conseguirse hasta en 2.500 BsS.

“El rebusque es hacer transporte. Entonces, tengo que comprar donde venden chivas de cauchos para poder sobrevivir, poder salir a la calle con los cauchos y poder rebuscarme. Porque ahorita uno no puede estar aquí en Venezuela sin trabajar un día, es difícil porque el dinero no alcanza para absolutamente nada”, contó.

Cualquier reparación menor que no requiera el cambio de una pieza supera los 4.000 BsS, mientras que de ser necesario un repuesto especifico, el escenario puede verse mucho peor. Para conseguir una batería, por ejemplo, los venezolanos primeramente deben realizar largas colas, antes de tener que cancelar hasta 9.000 BsS, es decir más de 5 salarios minímos.

El caso de Jairo Ariza, de 50 años es incluso más desalentador, pues no cuenta con algún “rebusque” para adquirir algo de dinero extra.

Encargado de limpieza de un edificio de la golpeada clase media en la zona oeste de Caracas, Ariza gana el salario mínimo y no es mucho lo que puede comprar con eso.

“Uno cobra hoy, y ya a los dos días prácticamente se queda sin plata. Tú vas hoy y compramos una cosa y ya mañana no podemos comprar otra cosa y ya no nos estamos alimentando bien. La carne, no la vemos, eso es mentira. Para comprar un pollo tienes que tener casi mil soberanos. Para comprar un cartón de huevos también tienes que tener plata”, explica el hombre.

“El sueldo no me alcanza. Tengo que buscar otro medio de rebusque, que si pintar, que si lavar un carro, barrer un estacionamiento, cualquiera que me llame a limpiar un piso. Defenderse en otra cosa para poderse mantener”, agregó.

 

Con información de Sumarium