Nacionales

EE.UU. se prepara para agregar a Venezuela a la lista de patrocinadores del terrorismo

103views

La administración del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump se está preparando para agregar a Venezuela a la lista de patrocinadores estatales del terrorismo en lo que sería una escalada dramática contra el gobierno socialista de Nicolás Maduro, según los funcionarios de los Estados Unidos y los correos electrónicos del gobierno interno, reseñó The Washington Post.

Karen DeYoung y Greg Jaffe / The Washington Post.

La lista está reservada para los gobiernos acusados de brindar repetidamente “apoyo a actos de terrorismo internacional” e incluye solo a Irán, Corea del Norte, Sudán y Siria.

Los legisladores republicanos encabezados por el senador Marco Rubio (R-Fla.) Han impulsado la designación, citando los presuntos vínculos de Venezuela con el Hezbolá libanés, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, las FARC y otros grupos.

Los republicanos han acusado a Venezuela de tener vínculos con organizaciones terroristas. Pero los expertos han minimizado la amenaza y la fuerza de esas conexiones. Advierten que una designación que no ofrece evidencia concreta podría debilitar la legitimidad de la lista de los Estados Unidos, que los críticos dicen que ya se aplica de manera inconsistente.

“Sospecho que esto se basará en rumores y fuentes de integridad cuestionable”, dijo David Smilde, un alto miembro de la Oficina de Washington en Latinoamérica.

Los funcionarios de EE. UU. Se negaron a decir si se había tomado una decisión final sobre la designación, pero en los últimos días el Departamento de Estado ha solicitado comentarios sobre el traslado propuesto de varias agencias, incluido el Departamento de Salud y Servicios Humanos, los Centros para el Control de Enfermedades y Prevención, que forma parte del HHS y de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional.

Una portavoz del Departamento de Estado se negó a comentar sobre la decisión pendiente y calificó las preguntas sobre las deliberaciones como una “pregunta hipotética”.