Nacionales

A quienes me acompañaron, por Leocenis García

211views

Queridos amigos. Seré breve.

Gracias por haberme acompañado en miles de caminatas por el país durante 2018.

Al llegar 2019, tengo optimismo. Es un optimismo riguroso. Las cosas buenas llegan porque hay dolor. Nada puede hacerse sin esfuerzo personal. Las verdades difíciles deben ser contadas y las mentiras vencidas.

Sé las dudas y esperanzas que estoy levantando en el país.

Mi proyecto no se basa solo en una tesis económica liberal, sino en cosas que a millones de venezolanos nos enseñaron: una familia honrada que vive de su trabajo honrado; pagar tus deudas para vivir del crédito; ahorrar algo por si vienen días terribles (y que la inflación que crean los gobiernos no acabe esos ahorros), cumplir tu palabra, premiar el mérito.

Estoy haciendo un esfuerzo para llegar al poder con un objetivo deliberado: que VENEZUELA deje de ser una sociedad dependiente a una que se sustente por sí sola. Que pase del Clap a la tarjeta de crédito. Pasar del ‘Dámelo a mi’ al ‘Háztelo tú mismo’. Una VENEZUELA de ‘Levántate y hazlo’, en lugar del ‘Siéntate y espera a que llegue la bolsa”.

El gran logro del siglo pasado fue permitir que más y más gente tuviera derecho a voto. Ahora, el gran logro que busco es permitir que cada vez más gente tenga propiedades y dinero. Su dinero.

El liberalismo no es otra cosa que una cruzada para que todos tengan derecho a participar en la vida económica de la nación.

Tener tu casa, tu carro, tus vacaciones, familia asegurada. Esa es mi lucha. Y la tuya.

Quiero tu seguridad. Por eso defiendo la pena de muerte para crimínales que asesinan. Tenemos que privar a los terroristas y secuestradores del oxígeno que le da una acomodaticia interpretación de los derechos humanos.

Nos acercamos a un 2019 que será la muerte de la vieja clase política.

Todos ellos están retratados.

Sobre los abrazos y fotos que hoy deambulan de boliburgueses y la vieja clase política sólo puedo decir que : Yo jamás le abracé, le bombardeé, siempre.

Les pido que me acompañen. Este 2019 consolidaré la organización ciudadana nacional. No descansaré. Caminaré cada estado, cada municipio, cada pueblo, cada barrio. Tengo claro que los días de victoria, no son aquellos en los que deambulas sin hacer nada. Son aquellos en los que tenías todo por hacer y lo haces.

¿Querían ustedes alguien que no tuviera miedo y un proyecto claro? Aquí estoy.

¡Acompáñenme y terminemos lo que hemos comenzado!