Opinión | Los mundos paralelos de Nicolás Maduro

0
478
views
Zuma Seguros
En instancias donde ha perdido el apoyo popular, el mandatario ha creado órganos paralelos de gobierno a los cuales se favorece en la asignación de recursos

La forma como se ha manejado el país ha creado gran descontento en la población y quienes están al mando de esta embarcación que luce a la deriva lo saben muy bien.

El 7 de abril de 2009 es aprobada la Ley Especial sobre la Organización y Régimen del Distrito Capital por la Asamblea Nacional, y promulgada por el Presidente el 13 de abril de 2009 (Gaceta Oficial 6.663). La Ley comprende dos disposiciones transitorias, dos disposiciones derogatorias y dos finales. Con la disposición derogatoria queda revocada la Ley de Transición del Distrito Federal al Distrito Metropolitano de Caracas (publicada en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Nº 37.006), sin embargo, se crea con la figura de Alcaldía Mayor y resulta una figura adecuada y con el respeto derivado de la letra constitucional,  hasta que, luego de perder esa instancia a manos de la oposición por dos períodos consecutívos, crean el Gobierno de Distríto Capital inicialmente y luego, en diciembre de 2017 “Se suprime y ordena la liquidación de la Alcaldía Metropolitana, el Cabildo Metropolitano y la Contraloría Metropolitana, todas estas del área metropolitana de Caracas” por dictamen de una Asamblea Nacional Constituyente que fue instaurada para redactar una nueva constitución pero se ha dedicado a vulnerar y usurpar las funciones del Poder Legislativo en Venezuela.

Otro caso similar ocurrió en el estado Miranda, donde fue electo por dos períodos consecutivos el opositor Henrique Capriles, ante ello, el gobierno optó por crearle al derrotado Elías Jaua un “Protectorado de Miranda” al cual le fueron asignados recursos cual si de otro estado se tratase, también controlaron una Corpomiranda con fines que se perciben, exclusivamente, proselitistas.

Recientemente el gobierno pierde las elecciones en el estado Zulia pero Juan Pablo Guanipa se negó a juramentarse ante la ANC por lo cual, rápidamente, el CNE organizó nuevas elecciones para el 10 de diciembre donde resulta electo el oficialista Omar Prieto.

Y aunque también perdieron la gobernación del Táchira, Laidy Gómez sí aceptó juramentarse ante el controvertido ente por lo cual el chavismo optó por crear un nuevo “Protectorado” nuevamente con recursos sin contraloría alguna, esta vez a cargo de Freddy Bernal.

De tal manera que, aquellos ministros  que en uno de los continuos enroques que se realizan dentro del gabinete, resulten “descamburados” tendrán siempre un “premio de consolación” a cargo de alguna iniciativa o programa del estado donde deberán manejar recursos sobre los cuales no se ejercerán rendición de cuentas ni controlaría alguna.

Esta es la Venezuela en la que estamos viviendo, un gobierno sin fuelle ni pueblo pero sin una oposición con direccionalidad definida y menos aún  con ideas y planes estructurados para enfrentar y derrotar la bestial crisis que asola a nuestro país.

Foto: Agencias

@carlitoscar2021

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí