Las Criptomonedas y las 7 Tesis del Petro

0
1725
views
Zuma Seguros

A través de las siguientes líneas buscaremos explicar un poco del mundo de las criptomonedas, para así entender de manera crítica las propuestas gubernamentales que han salido a luz pública en los recientes días, que se basan netamente en las siguientes interrogantes; ¿es posible una criptomoneda impulsada por el gobierno en Venezuela?, ¿es cierto que ayudan financieramente al gobierno? ¿Es lógico o sostenible la idea de una moneda respaldada por una materia prima?

Antes que todo se debe decir que la propuesta del presidente Maduro acerca de crear una criptomoneda, en este caso llamada “El Petro” respaldada por el petróleo es complicada, en principio porque este es un recurso propiedad del Estado-Nación, aspecto establecido constitucionalmente, esto hace que jurídicamente el planteamiento central no sea posible.

En otro orden de ideas, para aquellos lectores que no están muy familiarizados con estos temas se debe explicar una serie de consideraciones acerca de las criptomonedas, las cuales son monedas digitales fundamentadas en la generación de códigos de alta seguridad muy difíciles de hackear, esto debido a que cada transacción tiene aleatoriedad en la emisión de los nombrados códigos, ahora bien, este algoritmo es confiable no solo por la aleatoriedad, sino también porque son parte de algoritmos que aseguran la creación de nodos en cada una de las transacciones hasta crear una serie de bloques encadenados y encriptados donde se vuelve más seguro cada transacción, ya que son públicas, no modificables y no revisables, en donde cada minero se encarga de realizar pruebas de trabajo, que al final de día son un libro contable digitalizado y completamente seguro dada la tecnología con la cual se ha logrado generar los libros.

Todo lo anterior hace que se esté enfrente de una tecnología de gran avance para el comercio, con una moneda que es digital y pública donde cada participante es igual al otro, sin posibilidad de asimetrías de poder económico o político que generalmente crean barrera de entrada y salidas a los diferentes agentes económicos, de tal manera que lo revolucionario en si no es la criptomoneda sino más bien el algoritmo de cadena de bloques (conocido como blockchain).

A parte de lo anterior, se tiene que las monedas digitales ya existían antes de las criptomonedas, por ejemplo es un hecho que casi el 100% de los presentes lectores tienen cuentas bancarias, pues siendo así, esto nos lleva a decir que todos los que participamos en el sistema bancario tenemos asociado a nuestro día a día las monedas digitales, en si los bancos en general trabajan con dinero digital o ficticio, solo cerca de un 10% del dinero del sistema bancario a nivel mundial es papel moneda, y de hecho cuando ocurre una corrida de personas sacando grandes cantidades de efectivo de sus cuentas bancarias dejan al sistema en un gran desequilibrio e incluso en riesgo de una crisis financiera.

Por consiguiente, ya teniendo en mente que el dinero digital ya existía se debe decir otras consideraciones que definen los eventos económicos actuales, en general en el sistema financiero los agentes económicos principales como lo son los bancos privados, los bancos públicos, los fondos de inversión y los bancos centrales emiten dinero ficticio a cada instante bien sea por actividades financieras como es el crédito o a través de la política monetaria, como es el caso de los bancos centrales, el hecho es que a medida que la masa de dinero de una economía se hace abundante provoca que esta pierda valor en el tiempo, aspectos que causan que una moneda pierda valor frente a otras monedas internacionales.

En este aspecto, se debe decir que para el caso de las criptomonedas esto no ocurre de esta manera, ya que los algoritmos desarrollados tienen establecido una cantidad fija de criptomonedas que no debe superar las 21 millones de unidades de las cuales se maneja que aún no se llega a las 17 millones de unidades, cuyo crecimiento a través de la creación de cadena de bloque es cada vez más lento, todos estos elementos conllevan a que las criptomonedas sean fijas y la masa monetaria de las diferente monedas de cada Estado- Nación sea creciente, como debe ser obvio para el lector la gran conclusión es que la mayoría de las monedas oficiales se van a tender a depreciar frente a las criptomonedas, lo cual empieza a obligar a cada una de las autoridades monetarias y al mismo sistema bancario de cada país a ser responsable de sus políticas ya que tienen una competencia bastante efectiva con los blockchain.

Por otra parte, para antes del siglo XX siempre se deseaba que cada moneda tuviera un respaldo real, es decir que alguna actividad productiva sustentará la emisión de dinero, de esta forma la mayoría de los países se preocuparon principalmente por acumular oro, sin embargo, con el tiempo se ha podido observar que en si el valor de las monedas está más allá de que exista o no respaldo, el valor de la moneda se establece en la confianza de;  la situación económica-política del país; la influencia a nivel mundial del país; y en la credibilidad autoridad monetaria, mientras más una moneda sea utilizada, mayor confianza en ella se tendrá, en esto monedas como el dólar han basado su poder en el comercio exterior.

Siendo así los diferentes agentes económicos deciden utilizar al dinero como un patrón de resguardo de riqueza, creación de ganancias, forma de intercambio y medida del valor, estas características se han logrado obtener en los últimos años para el caso de las criptomonedas y debido a su facilidades para el comercio de bienes y para las inversiones financieras (como por ejemplo menores costos transaccionales y la eliminación de intermediarios financieras) han logrado un crecimiento casi que exponencial en su demanda, mientras que su oferta ha sido más o menos estática, cuestiones que explican por qué monedas como el Bitcoin han aumentado su valor en los mercados internacionales.

Las criptomonedas al igual que el caso del dólar como se explicó anteriormente no tienen el respaldo de su valor en el sector real, sino más bien en los mercados financieros, ya que allí hay menos costos asociados y mayores tasas de ganancias, de hecho en circunstancias en las cuales las monedas se deprecian los gobiernos tienden a romper los patrones divisas pre-establecidos, tal como ocurrió a finales de la década de los 40 del siglo pasado cuando predominaba en el mercado mundial el patrón Oro- libra esterlina y el patrón Oro- Dólar, el cual se rompe cuando la economía estadounidense termina generando mayor confianza que la inglesa, dado que la última quedó destrozada por la guerra y su moneda por tanto empezó a perder valor (etapa en la cual nace el acuerdo Bretton Woods); y como por ejemplo también ocurrió a comienzos de la década de los 70 del siglo pasado cuando en EEUU el  entonces presidente Richard Nixon rompe el convenio Bretton-woods ya que la moneda norteamericana estaba perdiendo confianza y los países del acuerdo exigían el regreso del oro y la devolución de los dólares, haciendo que las arcas de oro norteamericanas disminuyeran de manera importante, razón por la cual el mandatario de dicho país decidió romper con el patrón oro pre-establecido. Las anteriores ideas generan un escenario muy probable para la idea de una criptomoneda respaldada por una materia prima

Siendo así se hace evidente cuales son las condiciones sine qua non para que una criptomoneda como “El petro” tenga éxito:

1) Debe generar confianza en el mercado.

2) Debe contar con la tecnología adecuada, teniendo en cuenta la energía, infraestructura y el conocimiento del personal o recursos humanos que están innovando en el algoritmo blockchain para poner en operación a la criptomoneda.

3) Se debe pensar en formas de procesos de minería de amplia participación y que sean más baratas.

4) Se debe garantizar una regla de juegos claras para los diferentes inversionistas en la criptomoneda.

5) El inicio de un proceso en el cual el gobierno plantea la utilización de criptomoneda obliga a que la política monetaria se ordenada y coherente, de lo contrario la moneda nacional pierde confianza.

6) La misma naturaleza abierta de la criptomoneda obliga a que la política cambiaria de la nación migre necesariamente hacia un proceso de flexibilización; caso contrario la escalada de la depreciación de la moneda es peor e inclusive puede servir para que los mercados paralelos se perfeccionen.

7) Todo lo anterior obliga a que la economía en su conjunto pueda desarrollarse productivamente, es decir buscar el crecimiento económico de diferentes actividades, impulsando el empleo productivo y un sistema bancario que impulse dichos cambios, caso contrario la creación de criptomonedas será un arma de doble filo que el gobierno no podrá gerenciar.

Comentarios a @wjts71

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí