La persistente nacionalización de Banesco…rumbo al totalitarismo

0
361
views

En Venezuela han sido muchos los sectores económicos estratégicos que el Estado ha nacionalizado ocupando gran parte de la producción, comunicación y banca. Es importante señalar que la estatalización no debe llevarse a cabo por razones fiscales y monetarias, sino como parte de una estrategia para el desarrollo, ya que en un país en proceso de desarrollo, la banca debe servir como institución intermediaria para la inversión y desarrollo del aparato productivo y no para especular.

La nacionalización es un acto jurídico que nace como consecuencia de la independencia de la nación, puede ejecutarse por diversos intereses. Durante el inicio de la emancipación este proceso se llevó a cabo con la finalidad de separar los bienes de la iglesia con el Estado, la finalidad de este acto jurídico es la transferir a la colectividad la propiedad de ciertos medios de producción privados, convirtiéndola en un bien del interés público para preservar la independencia del Estado y así garantizar el suministro de dichos bienes o servicios básicos.

Pero las nacionalizaciones en países cuyos gobiernos no pretenden la socialización progresiva de la estructura productiva si no el beneficio propio se definen como la compra  de una empresa privada por parte del gobierno o Estado.

Durante los últimos años Venezuela ha sufrido un proceso de transformación política, económica y social que ha generado cambios impactantes en los procesos productivos y ha afectado de manera directa a muchas organizaciones, por lo cual el gobierno venezolano se ha propuesto como una de sus metas más importantes un ambicioso plan de nacionalización de sectores económicos estratégicos.

El proyecto actual de gobierno es tomar el control y minimizar la participación de las empresas privadas; y es justamente para ello que ha comenzado a aplicar todas las medidas para la consecución de tal fin, una de ellas es el proceso de nacionalización.

El plan de nacionalización ha afectado los sectores petroleros, de telecomunicaciones, la electricidad, además de la intervención de tierras, el control de frigoríficos y la regulación del servicio médico privado, por lo cual, es esencial el conocimiento del término empresas del Estado ya que son aquellas compañías anónimas en las cuales el Estado es el titular de la totalidad de las acciones, o de una parte considerable de ellas.

Es importante resaltar que antes de la llegada a la presidencia del ex mandatario Hugo Chávez, el sector económico se encontraba en su mayoría privatizado, fue en el año 2007 cuando se inició una política de nacionalizaciones en ramos estratégicos, como el petrolero, telecomunicaciones y electricidad, también en las industrias siderúrgica, cementeras y en los últimos meses en el sistema financiero, con “el objetivo de distribuir las enormes riquezas de la nación y mejorar el nivel de vida de los habitantes, que se encuentran en una situación de monopolio” según expresa los adeptos al oficialismo.

Para el año 2009 durante la crisis financiera 7 bancos privados fueron liquidados y agrupados en el Banco Bicentenario, institución del Estado. Posteriormente, la ambición fue creciendo con la intención de adquirir un capital español, del Grupo Santander. El banco vendido al Estado centralizó la mayoría de los procesos de las empresas del Estado, saturando la capacidad de atención y servicio de la institución, el Banco de Venezuela, el cual contaba con tecnología y liquidez acorde para atender cierta cantidad de clientes actualmente es deficiente en el servicio que presta a los venezolanos, a pesar de la crisis financiera por la que se atraviesa asistir al Banco de Venezuela es una odisea.

Pero no es solo el sistema financiero el que se ha visto afectado, la escasez, la falta de producción y el déficit en la atención al público es una de las principales características que poseen las instituciones públicas. Asistir a un ministerio es catalogado como una experiencia abrumadora por la mala atención y lo deficiente de la atención.

En días pasados el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Diosdado Cabello, anunció la negociación del Banco Banesco para su nacionalización a lo que el presidente de la institución respondió que este no estaba en venta.

En un supuesto caso de concretarse la compra y venta de la entidad financiera el destino de la institución ya está escrito, la ineficiencia en el manejo de los recursos,  el déficit en su atención al cliente, la liquidez y su partición en la intervención crediticia decaerá por completo. Adicionalmente, con la compra de están institución el Estado gozaría de la mayor parte de la participación bancaría venezolana.

En  Banesco del que hoy todos conocemos quedará en la ruina para dar paso a la mediocridad y bajeza que caracterizan a las instituciones del Estado.

Rumbo al totalitarismo…

Escrito por: Alejandra Rojas

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí