La estructura eléctrica venezolana; Una gran herencia destruida por la ineptitud

0
335
views
El proceso destructivo se desarrolló con la fusión de 14 operadores regionales que se convirtió en un monopolio del estado

El monopolio estatal que ha venido rigiendo al país desde el año 2007 a raíz del “Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley Orgánica de Reorganización del Sector Eléctrico” promulgado a través de la Gaceta Oficial número 38.736  relativo a la fusión de 14 operadoras del sector eléctrico venezolano (empresas públicas y privadas), junto con la pésima gestión de esa nueva Corporación Eléctrica Nacional en materia financiera, inversiones, tarifas, operación y mantenimiento, ha colocado al país en una situación de gravedad e incertidumbre que requerirá la toma de una serie de medidas enfocadas no solo a mejorar los aspectos antes mencionados, sino también a redefinir de manera estratégica un modelo que se adecue a los tiempos actuales. Es posible que algunas características del modelo eléctrico francés pudieran ser tomadas en cuenta para Venezuela.

Si hacemos un poco de historia, en los años 50 Venezuela venía dando pasos agigantados en materia de inversiones de infraestructura para la generación y distribución de energía eléctrica, y fue en diciembre de 1958 cuando la Corporación Venezolana de Fomento firmó un contrato con la empresa estatal Electricidad de Francia para realizar un Plan Nacional de Electrificación con un horizonte de quince años que abarcara, en pocas palabras, la organización de la industria eléctrica nacional. Y es en momentos como el actual, donde de nuevo, una empresa estatal de amplia trayectoria podría ayudarnos a dilucidar un panorama esperanzador.

Électricité de France (EdF) fue fundada en el año de 1946 con la finalidad de consolidarse como la única entidad capaz de prestar de manera eficiente, planificada y con un alto sentido social, el servicio público de electricidad, a través de un monopolio estatal verticalmente integrado que operase en todo el territorio de esa nación. Pese a contar con infraestructura de generación termoeléctrica (gas natural, carbón, diesel) e hidroeléctrica que abarcan aproximadamente el 22% de la capacidad instalada, destaca que el restante 78% viene representado por la energía nuclear (58 reactores esparcidos a lo largo y ancho del país galo).

En los últimos años, EdF ha pasado por una serie de reformas para adecuarse no solo a las directivas de competitividad y libre mercado establecidas dentro de la Unión Europea(1), sino para ponerse a tono con los tiempos actuales, donde se requiere mayor participación de empresas e inversionistas privados para atender los futuros retos que presenta dicha industria.

Uno de los principales retos en el ámbito europeo es la creación de un mercado interno de energía donde se establezca la libre compra-venta de electricidad por diversos actores, y su participación en las fases de generación, transmisión o distribución. Con ello se podría alcanzar un alto grado de racionalización en las distintas fases de esa industria (uso adecuado de los recursos, productividad, eficiencia, correcta distribución de empleados en las áreas donde se los necesita, así como tabuladores de salarios y beneficios ajustados a la realidad) y preservar la seguridad de toda la región. Si un monopolio estatal maneja tarifas subsidiadas o de muy bajos costos en comparación con otros países, se hace difícil a otras empresas acceder a ese mercado nacional, más aún en situaciones de contingencias como fuertes nevadas (2) o desastres naturales, donde esas discrepancias se vuelven más palpables y pueden ocasionar interrupciones más prolongadas del servicio.

Otra de las pautas que se tomó en cuenta para cambiar el modelo de gestión del servicio de electricidad en Francia, es el tema de la competitividad y de la libertad que tengan grupos empresariales y particulares para elegir el servicio que les parezca mejor adaptado a sus necesidades, cosa virtualmente imposible de hacer frente a un monopolio nacional, donde se está restringido a una sola opción independientemente de si satisface o no las particularidades de un cliente.

Según funcionarios del gobierno francés, una de las características a resaltar, muy a su estilo de priorizar lo público y lo social, se basa en que la empresa estatal mantenga sus ventajas competitivas pero creando, mediante políticas y acciones adecuadas tales como la eliminación de barreras jurídicas a participantes potenciales, condiciones mínimas para la competencia entre diversos actores y el consecuente aumento de la eficiencia en la prestación del servicio.

La creación de la Comisión de la Regulación de la Energía por ley en el año 2010(3), es un complemento necesario en el viraje de la industria eléctrica francesa. Los funcionarios que pertenecen a este ente deben actuar de manera independiente, imparcial y con procedimientos transparentes. De hecho, se prohíbe a los miembros de su consejo directivo estar vinculados de manera directa o indirecta en cualquier negocio relacionado con el sector energético. Este organismo es financiado mediante Ley de Presupuesto del Estado, el cual eleva sus recomendaciones en este apartado ante los ministerios de energía y finanzas. Entre los estatutos de su misión destacan el garantizar acceso adecuado de los clientes a la red eléctrica, asegurar el funcionamiento y desarrollo de la red e infraestructura del sector, regular las tarifas del servicio mediante análisis y propuestas que aseguren el equilibrio entre costos-beneficios con el menor impacto a los bolsillos de los usuarios, así como mantener informada a la ciudadanía.

Los puntos anteriormente mencionados pueden servir como base para los cambios que deberían darse en la industria eléctrica venezolana, donde se mantendría su carácter social (tarifas accesibles, masificación del servicio, entre otros) pero haciendo un enorme énfasis en el funcionamiento tanto técnico como económico.

Si bien la industria eléctrica venezolana se consolidó con la participación y monopolio estatal, es deber recordar que fue gracias a pioneros del sector privado, tales como Jaime Felipe Carrillo, comerciante importador radicado en la ciudad de Maracaibo y fundador de The Maracaibo Electric Light Company, primera empresa de servicio eléctrico que operó de forma continua y permanente, quienes ofrecieron las primeras trazas de lo que representaba el progreso y el futuro de la nación (4).

La crisis actual en Venezuela tiene varias aristas ya que no se trata sólo de la estructura física de las empresas y sus instalaciones, también la estampida ocurrida con el personal técnico de calificación alta media y baja quienes, en medio de una gran diáspora, han partido hacia otros países en busca de oportunidades brindando así a las industrias de otros países un personal altamente tecnificado y en cuya formación nada han tenido que invertir.

La situación de los trabajadores de la industria eléctrica en Venezuela, con las pésimas condiciones socio económicas que los desampara y  bajo la incertidumbre constante de una fulana discusión del Contrato Colectivo que no se termina de materializar, con expectativas negativas de que quizás el Proyecto de Convención Colectiva que pueda aprobarse en los próximos meses resulte insuficiente para mejorar la calidad de vida de los empleados de esta empresa han motivado lo anteriormente expuesto.

Haciendo la semejanza entre la situación actual del país con lo expuesto en una de las mas taquilleras producciones del celuloide, nos encontramos en un panorama actual donde los “músicos de este Titanic’” ganan actualmente entre 1 y 2,5 salarios mínimos, lo cual no cubre ni el 7% del costo de la canasta básica, que en marzo superó los 75 millones de bolívares y ya para finales de mayo rondaba cerca de diez veces esa cantidad.

Y entonces, cual fue el resultado de aquella fusión de 14 empresas eléctricas que se dio por allá en el año 2010, donde prometieron a sus trabajadores que esta fusión solo impactaría desde el punto legal con un simple cambio de patrono, que sus beneficios no iban a ser desmejorados bajo ningún concepto, donde están los resultados?. Quizás a las autoridades solo les falto comunicar en aquella oportunidad que el proceso iba a generar un impacto inversamente proporcional al bienestar del trabajador.

Tal vez, esta sea una de las causas por las cuales este sector está en crisis con una calidad de servicio comprometida y no es para menos pues su activo más valioso que son sus TRABAJADORES no tienen con qué comer, así de simple, imagínense para cubrir el resto de sus necesidades, lo que ha generado una fuga considerable de personal con experiencia en áreas administrativas y técnicas, con promedio de 15 años de servicios en la organización.

Lo más alarmante es que el perfil profesional que renuncia, principalmente son técnicos e ingenieros electricistas, y como se explica que en la segunda empresa estratégica del país, que tiene bajo su cargo la gran responsabilidad de generar, transmitir, distribuir y comercializar la energía eléctrica en nuestro país,  los ingenieros que se supone son la columna vertebral de la empresa se ven obligados por necesidad a buscar otros horizontes, algunos a realizar actividades distintas a su profesión, decisión que prefieren tomar antes que MORIR DE HAMBRE laborando en esta empresa que en algún momento, cuando se manejaba como filiales , fueron Modelos de Excelencia y referencia de clase mundial.  Solo sucede en Venezuela.

Si miramos la otra cara de la moneda, para cualquier experto en Planificación y Finanzas cuando una empresa no es sustentable financieramente existen mecanismos para solucionar este problema, cualquier texto técnico en esta materia indica los pasos a seguir, la directiva de Corpoelec aplica quizás la única estrategia que conoce, el maltrato al trabajador con la aplicación de salarios bajos y como se dice coloquialmente: colocándoles a “jugar banca”, porque ya no hay retos en la empresa y los trabajadores que en algún momento se sintieron vivos , motivados y proactivos, hoy en día manifiestan estar en un entorno laboral de desasosiego y desesperanza, es como si la empresa estuviese transitando por una fase de desidia, letargo, estancamiento e involución, situación que hace recordar por cierto, aquella novela del ilustre escritor Gabriel García Márquez, Cien Años de Soledad y su protagonista Macondo,  donde el autor afirmaba que esta aldea “no es un lugar, sino un estado de ánimo que le permite a uno ver lo que quiere ver y verlo como quiere“, así se percibe el ambiente laboral de esta empresa estratégica en todos sus niveles organizacionales a lo largo y ancho del país.

Por otra parte, aquellos trabajadores que por múltiples razones aún permanecen en la Corporación haciendo de tripas corazón, se sienten desmotivados y sin ánimos para aportar sus conocimientos, claro no tienen ni siquiera para satisfacer una de las necesidades más básicas de todo ser humano: la seguridad alimentaria.

¿Por qué no buscar un equilibrio entre lo público y lo privado? ¿Cuáles factores nos impiden tener un servicio de electricidad confiable, eficiente y de carácter social? Es hora de que la incertidumbre y deterioro de la calidad de vida del venezolano como resultado de los constantes apagones y daños a sus equipos electrónicos se conviertan en cosa del pasado, dando paso a políticas que aseguren una industria competitiva y que en unos años pueda cruzar frontera y ofrecer sus servicios en otras latitudes, con sello venezolano.

Por el momento, el gobierno pareciera premiar la incompetencia colocando en las dos primordiales empresas del país a personajes como Motta Dominguez y Quevedo, quienes han llevado a Corpoelec y Pdvsa al borde de un colapso total.

Sirva este escrito para que los actores que tienen en sus manos la atención de este sector, reflexionen acerca de que la problemática del país parte de mejorar aspectos vitales de una sociedad, donde el ciudadano viene a ser el motor principal para el progreso de un país. No podemos seguir permitiendo que la fuerza laboral de nuestra nación se desmotive, los necesitamos a todos activos. Por favor alguien que haga algo, este TITANIC SE HUNDE….

Foto: Agencias

REFERENCIAS Y ARTICULOS

1)http://www.lavanguardia.com/economia/20101125/54076091505/francia-abre-a-la-competencia-su-mercado-electrico-y-rompe-el-monopolio-de-edf.html

2)https://www.20minutos.es/noticia/2945576/0/francia-ha-importado-electriciad-sobre-todo-espana-ola-frio/

3)  http://www.cre.fr/en/presentation/status

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí