Jesús Faría: La ausencia de estadísticas económicas en el país es un grave problema

0
151
views

 

 

Luego de hacer público un primer informe con observaciones al Gobierno Nacional sobre el manejo de las políticas económicas, el constituyente Jesús Faría presenta un segundo documento de 21 puntos en el que expresa diagnósticos y conclusiones sobre la realidad nacional. De nuevo, con duras críticas como las ofrecidas hace 25 días, luego de las cuales, según sus propias palabras, “la respuesta (vino de un grupito de 8 personas) fue virulenta, con la soberbia de los que se creen dueños de la verdad, lanzando piedras en lugar de debatir“.

Faría, economista y exministro de Comercio Exterior, reitera parte de los planteamientos anteriores y fustiga que el Gobierno de Nicolás Maduro justifique políticas sobre premisas basadas en el “maquillaje de indicadores y alterando cifras“, actos que califica como “una aventura muy peligrosa“.

La posición que adopta Faría es cónsona con la de un conocedor de la materia y preocupado por presentar soluciones en una crisis que se percibe sin control alguno y sin intenciones por parte del gobierno de ir más allá de acciones efectistas (aumento de salarios y entrega de bonos) que, en la práctica, acicatean y agravan la crisis que se vive por el desplome del poder adquisitivo.

Por su parte, el gobierno mantiene una suerte de autismo que le impide ver más allá de sus propios intereses constituidos, exclusivamente, en mantener el poder a costa de lo que sea, pisoteando el contrato social establecido para la supervivencia de Venezuela como república: La Constitución Nacional.

A continuación,  algunas de las principales conclusiones del “Informe Faría”

Conclusión 1: Nos enfrentamos a uno de los cuadros económicos más complejos de nuestra historia con consecuencias muy graves para el pueblo y la nación en su conjunto.

Conclusión 2: Se trata de una crisis con raíces estructurales y con causas determinadas por la guerra económica, es una crisis donde participan factores económicos y extraeconómicos, internos y externos.

Conclusión 3: Las políticas económicas no son la causa de los trastornos económicos, pero tampoco han podido derrotar la estrategia de la contrarrevolución ni estabilizar la economía. Incluso, en algunos casos nuestros errores han sido caldo de cultivo de las agresiones económicas contra el país.

Conclusión 4: Los instrumentos no convencionales contra la guerra económica son indispensables, pero no son suficientes para derrotar sus impactos. Dichos instrumentos tienen que complementarse con un programa económico integral y coherente.

Conclusión 5: Un programa económico integral anticrisis debe enarcarse en nuestros principios y fundamentos teóricos del socialismo del s. XXI y tiene que generar efectos positivos en la práctica. Debe estar construido de manera coherente y estar estrechamente vinculados con la realidad. De nada sirven formulas sofisticadas o discursos pomposos si no dan respuestas favorables a problemas concretos.

Conclusión 6: El tema cambiario es el aspecto medular de la actual crisis y, en especial, de la hiperinflación. Ante la incapacidad del control de cambio para contener la especulación cambiaria, hay que proceder a liberar la tasa de cambio en función desplazar el dólar “negro”.

Conclusión 7: Se impone la revisión del control de precios y la aplicación de una política de precios en el marco de un programa económico antiinflacionario, que logre derrotar la especulación y estimular la producción.

Sin embargo, la rigurosidad del informe nada valdrá ante los contínuos “saltos hacia adelante” que se pueden apreciar como “tendencia irreversíble” de un gobierno renuente a escuchar nada que se trate de algo diferente a elogios y halagos por lo que puede presumírse que estas palabras también “se las llevará el viento”.

Foto: Agencias

Fuente: Panorama

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí