¡Irrespetan el derecho internacional! Régimen de Nicolás Maduro somete a Mormón norteamericano

0
649
views

El misionero mormón estadounidense Joshua Holt lleva más de un año y medio preso en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) de El Helicoide, mientras espera un juicio que determine su inocencia o culpabilidad.

El religioso es acusado de presunto porte ilícito de armamento de guerra, terrorismo y espionaje, cargos que enfrenta junto con su esposa Tamara Belén Caleño, ecuatoriana nacionalizada venezolana.

Holt, quien conoció a la venezolana de su misma religión en un foro por internet, llegó a Venezuela el 11 de junio de 2016 para casarse con ella.

La pareja tenía dos semanas de haber contraído matrimonio y se encontraba residenciada en el complejo habitacional Ciudad Caribia, ubicado a 22 kilómetros de Caracas. El 30 de junio fueron detenidos en un operativo de los cuerpos de seguridad del Estado.

Según, el ministro de Interior y Justicia del momento, Gustavo González López, indicó que durante la redada encontraron en el inmueble mapas detallados de Caracas, una granada tipo MK2, un rifle de asalto Ak-47, un facsímil de un fusil M4, además de municiones.

El actual director del Sebin también comentó que, durante la estadía de Holt en el país, “podría haber estado en contacto con bandas criminales”, a fin de intentar socavar el gobierno del “presidente Nicolás Maduro”.

Desde la reclusión del ciudadano estadounidense, ha solicitado en múltiples ocasiones su liberación por razones humanitarias, pues ha perdido 27 kilos de peso y presentado diversos problemas respiratorios como neumonía y bronquitis. Las peticiones no han recibido respuesta hasta el momento por parte del gobierno nacional.

El 12 de diciembre, durante la audiencia preliminar de los acusados, la jueza Ana María Gamuza ordenó enjuiciarlos y rechazó la solicitud de casa por cárcel formulada por la defensa.

Durante la comparecencia de Holt en tribunales fue negado el acceso al personal consular de los Estados Unidos, situación que viola la Convención de Viena. según denunció la vocera del Departamento de Estado, Heather Nauert.

“Con demasiada frecuencia, el acceso se concede tardíamente para luego ser cancelado, retirado o simplemente ignorado, como fue el caso el 12 de diciembre”, acotó Nauert.

Carlos Trujillo, abogado defensor de la pareja, indicó en exclusiva para El Nacional que los detenidos se encuentran en una situación emocional muy difícil, pues hasta el momento no han sido asignados el juez y la fecha de inicio del juicio.

“Emocionalmente es muy difícil la situación por la que pasan, sobre todo por la tardanza en asignarles la sala penal para que el juicio se realice, además de fijarles el juez correspondiente”, comentó el abogado.

Reseñó: El Nacional

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí