Fiscalía de Estados Unidos podría enjuiciar a Rafael Ramírez por Corrupción

0
789
views
Zuma Seguros

Fiscales estadounidenses creen que el ex zar del petróleo y embajador venezolano ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) recibió sobornos como parte de un supuesta red de corrupción en la industria petrolera Petróleos de Venezuela (Pdvsa), según reseñó The Associated Press.

Rafael Ramírez, quien fue uno de los funcionarios más poderosos de Venezuela hasta que renunció al puesto de la ONU en diciembre, fue nombrado como beneficiario de un soborno, aunque no fue señalado en una acusación contra otros cinco altos funcionarios que fue parcialmente revelada.

En la acusación del lunes, los fiscales en Houston alegan que dos de los individuos inculpados dijeron a los empresarios que los pagos de sobornos que hicieron a cambio de pagos rápidos y los contratos con el gigante petrolero estatal venezolano PDVSA serían compartidos con un alto funcionario venezolano, identificado en la ley porción como “Oficial B.”

Ese político venezolano no identificado es Ramírez, dijo un funcionario estadounidense a The Associated Press. El funcionario acordó hablar sobre el caso solo bajo la condición del anonimato porque no estaban autorizados a discutir el asunto.

En 2016, la Asamblea Nacional encabezada por la oposición en Venezuela dijo que $ 11 mil millones desaparecieron en PDVSA en el período 2004-2014, cuando Ramírez estaba a cargo de la empresa. En 2015, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos acusó a un banco en Andorra de lavar unos $ 2 mil millones robados de PDVSA.

Ramírez en el pasado ha negado cualquier delito y desestimó la investigación de los EE.UU. en PDVSA como un intento motivado políticamente para socavar el gobierno socialista del presidente Nicolás Maduro. Después de renunciar a su puesto en la ONU, Ramírez se fue de Estados Unidos en busca de un lugar no revelado, y no respondió de inmediato a una solicitud el lunes buscando comentarios.

Los fiscales en los Estados Unidos y en Venezuela se han ido acercando lentamente a su círculo más cercano.

Entre los acusados, el lunes estaba el ex jefe de seguridad corporativa de PDVSA, Rafael Reiter, quien frecuentemente aparecía junto a Ramirez en público. Otro fue el ex viceministro de Energía, Nervis Villalobos, quien se desempeñó como director de PDVSA cuando Ramírez estaba realizando negocios oficiales en el exterior. Tanto Reiter como Villalobos fueron arrestados en España en octubre por órdenes estadounidenses y están pendientes de extradición junto con un tercer ex oficial, Luis Carlos de León.

Por otro lado, Ramírez también es blanco de una investigación criminal en Venezuela por tomar un corte de contratos petroleros negociados por socios, incluido su primo, Diego Salazar, quien fue arrestado en diciembre. Ramírez ha llamado a la sonda venezolana como represalia por su decisión de romper con Maduro, a quien ha acusado de llevar la industria petrolera venezolana al otro mundo al terreno y abandonar los ideales socialistas del difunto Hugo Chávez.

Gran parte de la evidencia reunida por los fiscales estadounidenses proviene de un caso en Houston contra dos empresarios venezolanos residentes en los Estados Unidos, Roberto Rincon y Abraham Shiera, quienes en 2015 fueron acusados de violar la ley de prácticas corruptas extranjeras pagando sobornos a cambio de contratos para construir generadores de electricidad para PDVSA en un momento en que Venezuela sufría apagones generalizados. Se encuentran entre los 10 individuos y funcionarios que hasta ahora se han declarado culpables en relación con las investigaciones estadounidenses sobre corrupción en PDVSA.

Según la acusación del lunes, los funcionarios de PDVSA se acercaron a ambos hombres en 2011, en un momento en que el monopolio del petróleo estaba atrasado con varios proveedores. Se alega que los funcionarios, conocidos como el “equipo de gestión” en la acusación formal, le han ofrecido a las empresas de Rincon y Sheira prioridad sobre otros proveedores y negocios futuros a cambio de sobornos en la cantidad del 10 por ciento de todos los pagos recibidos. En los años siguientes, supuestamente los dos hombres enviaron más de $ 27 millones a una cuenta en Suiza para la cual Villalobos y De León fueron firmantes autorizados.

Dos de los oficiales, Leon y Villalobos, explicaron a los empresarios que los fondos del soborno se compartirían con el Oficial B y con otro alto mando que aún no ha sido acusado, dice la acusación.

En los mensajes de texto, alegan los cargos, los conspiradores usaron términos ambiguos como “ración” y “dulce” para referirse a los sobornos e incluso intercambiaron gráficos de cuánto se debía. Los fiscales también alegan que los empresarios compraron regalos caros para los acusados ??y sus asociados, incluyendo un bolso de $ 10,000 y unas vacaciones en las Bahamas. En nombre de Reiter, supuestamente compraron un condominio en el Miami Four Seasons y un vehículo blindado e invirtieron en una película.

Ninguna de las compañías ficticias y cuentas bancarias utilizadas para ocultar los pagos de soborno parecen haber estado a nombre de Ramirez.

Sin embargo, en 2014, Reiter remitió a Rincón facturas de clases de inglés tomadas por dos de los hijos del Oficial B por un monto superior a $ 25,000, dice la acusación. Una semana después, los fondos en la misma cantidad de una compañía controlada por Rincón fueron supuestamente transferidos a la escuela.

Reseñó: El Estimulo

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí