Energía y Petróleo

Pdvsa afronta pago de bonos por $1.039 millones esta semana

487views

Petróleos de Venezuela (Pdvsa) afronta esta semana el pago de sus bonos 2020 (garantizados por la mitad de las acciones de Citgo) y 2022 (conocidos como “los bonos del hambre”), los únicos papeles de la empresa que no están en default. La suma total a desembolsar los días 27 y 28 es de $1.039 millones.

El primer compromiso vence el 27 de octubre (es probable que el pago se tenga que hacer el viernes 26 o el lunes 29) y corresponde al Pdvsa 2020 por un monto de $949 millones que incluye los intereses y una parte del capital.

Desde el mercado las señales indican que el papel se cancelará tal como ocurrió en abril con los intereses. Durante el mes de octubre el precio del Pdvsa 2020 se ha incrementado hasta llegar el martes 23 a 92,33% muy por encima de los demás bonos de la petrolera estatal que promedian un valor cercano a 20%.

Estos papeles pasaron a ser un gran atractivo entre los inversores debido a que su garantía es 50,1% de las acciones de Citgo, la filial de Pdvsa en Estados Unidos, por lo que en caso de default el cobro se ejecuta contra esa empresa. Esto ha motivado a Venezuela seguir cumpliendo con estos pagos e incluso, como una vía de presión, el gobierno estadounidense publicó una excepción a sus sanciones para que si ocurre un impago los tenedores puedan liquidar su garantía.

Los bonos Pdvsa 2020 surgieron en 2016 luego de que Pdvsa lanzara un proceso de canje de los bonos con vencimiento en el año 2017, emitidos en abril de 2007 y de los emitidos en octubre de 2010 y enero de 2011, por un nuevo bono de $3.368 millones (Bs.2.272.760 millones).

La semana pasada la agencia Reuters aseguró que una fuente del Ministerio del Petróleo afirmó que el pago se estaba procesando para cumplir con la fecha. La porción de intereses tiene un periodo de gracia de 30 días, mas no así la parte correspondiente al capital.

En agosto un juez estadounidense autorizó el embargo de Citgo por reclamo de la minera Crystallex que busca cobrar una indeminización pendiente por más de $1.400 millones. El precio del papel cayó en ese momento, pero el proceso aún no se ejecuta y de hecho un grupo de tenedores busca evitar que se concrete para no complicar el cobro de su inversión.

Otro compromiso que Venezuela no ha dejado de pagar es el correspondiente al bono Pdvsa 2022 que vendió de forma directa a Goldman Sachs en mayo de 2017, cuando el país era sacudido por una ola de protestas, y que recibieron el nombre de los “bonos del hambre”, una forma de criticar el financiamiento que recibía el gobierno en medio de la crisis económica.

El banco de inversión compró por $865 millones los bonos con valor nominal de $3.000 millones. Desde entonces el país ha cumplido con sus pagos, el más reciente en abril por $90 millones. El próximo 28 de octubre se deben cancelar otros $90 millones, correspondientes al cupón semestral.

Mientras tanto, los otros tenedores de bonos siguen a la espera de que Pdvsa y la República cancelen los pagos retrasados por un monto de $6.108 millones.

Las sanciones internacionales, pero especialmente el colapso de la producción petrolera, han sido factores clave en el default en el que se encuentra el gobierno de Maduro. En noviembre de 2017 el mandatario lanzó un proceso de reestructuración de la deuda que no se ha concretado.