El Gobierno no va a liberar el control de cambio según economista Luis Oliveros

0
1062
views

Cuando revisabas el comportamiento del dólar paralelo lo notabas a la baja entre diciembre y marzo. Se trató de un sistema coyuntural. Este año el comportamiento fue al contrario, se tuvo devaluando el tipo de cambio al alza, pero en las últimas cuatro semanas se volvió a tranquilizar y hasta bajó, señaló el economista Luis Oliveros.

Creo que eso responde a un tema de coyuntura con lo que está pasando en el país, con una caída del PIB muy fuerte. Las empresas no están demandando bolívares porque tienen que pagar impuesto, algunas personas tienen expectativas respecto al petro, es decir, se fueron sumando algunas cosas en el camino, y lo cierto es que estoy convencido que en cuestión de días vamos a ver cómo la tendencia se revierte habrá un comportamiento al alza del indicador.

La situación económica está bien comprometida, bien difícil. Todo indica que ese dólar va a crecer de manera importante en el muy corto plazo.

Sobre la intención de pulverizar con el Dicom el dólar paralelo en 2013, propuesto por Rafael Ramírez, y Nelson Merentes de aplicar algunas medidas para frenarlo, Olivares sostuvo que fue un fracaso, en virtud que hubo aumento de unas tasas muy por debajo de lo que es el mercado, poca transparencia, fallas respecto a la liquidación de las divisas, no recibes dólares sino euros, es decir, cantidad de problemas al respecto.

Política cambiara óptima

No hay otra política cambiaria en Venezuela que genere bienestar y que mejore la situación económica que una sola: el desmontaje del control de cambio. Ponernos a pensar en temas ambiguos, sistemas mixtos, en colocar una tasa controlada y una tasa que fluctúe, es saber que ya pasó el tiempo para eso.

Hiperinflación

La distorsión es un muy grande y lleva hoy a una hiperinflación. Se necesita desmontar el control y que el mercado diga cuánto vale el dólar en Venezuela, que es una de las preguntas más difíciles que cualquier economista pueda escuchar hoy.

“Estoy convencido que el Gobierno no va a liberar el control de cambio. Creo que al Gobierno le gusta este sistema de control, le ha sacado mucho provecho desde el punto de vista económico y político, entonces mientras siga dicho control cambiario habrá limitantes importantes para el crecimiento económico en Venezuela”, dijo.

Tal vez podría pensarse en volver con el sistema de permuta implementado hasta 2010, pero realmente Venezuela lo que necesita es una liberación plena del control de cambio. “Lejos de mejorar vamos a escenarios perores a los de ahora”.

¿A dónde puede llegar el dólar paralelo?

Sostuvo que de no haber ninguna liberación de cambio el dólar paralelo puede subir cinco o diez veces al monto actual, sin olvidar que ya Venezuela atraviesa una hiperinflación desde hace cuatro meses, lo que se traduce en la multiplicación de precios con una dinámica vertiginosa Y obviamente, el tipo de cambio, la tasa de cambio es un precio más en la economía y aún más de un bien, un activo como es el dólar, el bien más escaso en la Venezuela actual.

“Si en Venezuela estamos soportando una hiperinflación que puede estar por encima del 20.000%, es claro esperar que la tasa de cambio varíe en un monto parecido a lo que es la inflación.

-¿Cómo se maneja y calcula el dólar paralelo? ¿A través de la página Today le colocan el monto de una manera indiscriminada para aparente beneficio de ellos?

-Ellos toman el precio de varios sitios en la frontera y llegan a una tasa. Esa tasa no creo que sea la representativa de Venezuela. Qué haya especulación, puede ser que sí; qué es transparente, tampoco lo creo; qué tenga toda la información de la economía venezolana, no es así.

-¿Qué ha hecho el Gobierno para revertir la situación?

-El Gobierno ha hecho muy poco para cambiar esa referencia y para que los venezolanos tengamos otro tipo de tasa de cambio referencial. Al final el Gobierno ha fallado en su gestión de políticas públicas, en su misión de tratar de generar bienestar, estabilidad en la economía, por eso es que esa tasa de cambio ha ganado tanto terreno en Venezuela, y seguirá siendo la referencia, lamentablemente.

-¿Cuál sería la tasa de cambio a aplicar por el Gobierno que no genere especulación?

-Primero hay que entender que de marzo de 2017 a marzo de 2018 es una diferencia del cielo a la tierra. Hoy tenemos una economía en el piso, una economía con innumerables problemas, que además está en default (impago), que perdió una gran cantidad de barriles de producción petrolera.

Creo que la tasa a aplicar por el gobierno sería la misma que hoy tiene el dólar de ese mercado paralelo, porque no hay otra referencia en la economía venezolana.

En la historia de Venezuela cuando ha habido liberación de controles de cambio la tasa ha tendido igualarse a la tasa de cambio paralela. Qué pasa? Mañana Nicolás Maduro libera el control de cambio, la tasa automáticamente se parecerá muchísimo a la tasa de cambio paralela, a menos que en el camino o en ese mismo momento se tomen medidas para que se controle esa devaluación tan fuerte que puede tener esa tasa de cambio.

-¿El gobierno del presidente Maduro genera confianza en el venezolano para suponer que lo puede lograr?

-Creo que no. El que lo haga tiene que valerse de un conjunto de anuncios adicionales como por ejemplo: un plan para disminuir la inflación en Venezuela, hablar de la independencia del Banco Central de Venezuela, plantear el rescate de la producción petrolera. Si un gobierno no habla de ese conjunto de cosas en el momento que está liberando la tasa de cambio, la liberación no resultará un fracaso, pero será una devaluación muy fuerte.

-Si las medidas no van a cambiar, sigue la hiperinflación y circulando el paralelo, ¿Cuáles son sus recomendaciones para el ciudadano común y empresarios?

-Para las personas en general en primer lugar no ahorrar en bolívares, es una muy mala decisión, en segundo lugar usar el crédito bancario, tratar de endeudarse y buscar financiamiento de los bancos, tratar de ver líneas de crédito con inteligencia, sin miedo a estos créditos. En tercer lugar es entender que las cosas van a empeorar, y que la situación actual no es el límite o fin del todo. El fondo en Venezuela es móvil hacia abajo, y por ello hay que tomar medidas de forma inteligente, usando en cerebro, que hay que ser cauto, porque puede venir inestabilidad política de aquí a mayo, que todavía los efectos del default no lo estamos padeciendo y que la hiperinflación apenas comienza desde hace cuatro meses, pero que puede durar muchos meses más.

Reseñó: El Impulso

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí