¿Cómo se fomenta la escasez? El gobierno tiene la fórmula

0
312
views
Zuma Seguros
Desde regulación de precios a niveles irrisorios, pasando por expropiación de empresas productivas y negar recursos a empresas que producen la lista es larga para obtener la fórmula del desastre perfecto

“Inventamos o erramos” es la premisa que más invocan los “genios”  a cargo de las políticas públicas en general, de las atinentes a la economía en especial.

Desarrollar una industria conlleva, entre otras cosas, seguir modelos aplicados con historiales exitosos, de nada sirve saber historia si no la usamos para producir bienestar al momento de tomar decisiones que afectarán de manera directa a un colectivo que ha confiado sus intereses a gobernantes que, a la par de incapaces, también son inconscientes como para asumir responsabilidades y enmendar los errores cometidos.

El caso de Empresas Polar es quizá el más emblemático en cuanto a modelo de gerencia exitosa como el de empresa acosada quizá debido a que su éxito es una bofetada para aquellos que, disponiendo de ingentes recursos, no lo han podido emular.

Para febrero de este año, el portal de periodismo especializado Portal Agropecuario hacía una reseña acerca de una parte de esa realidad que surge desde la acción del estado y que sufre toda la población.

Alimentos Polar dejó de producir durante 2017 un total de 251.710 toneladas de Harina P.A.N., su marca de harina precocida de maíz (equivalentes a unos 8,3 kilos por venezolano), debido a la provisión insuficiente de materia prima, según datos de su más reciente informe de producción. La misma razón afectó a los rubros de arroz y pasta.

“La producción de harina precocida de maíz, arroz de mesa y pasta alimenticia se ha visto afectada en los últimos 12 meses por la insuficiencia de materia prima”, indica la empresa en su informe al cierre de la semana del 07 de enero.

Detalla que mensualmente requiere un promedio de 70.000 toneladas de maíz blanco para producir a tope, pero solo recibió un promedio de 35.845,9 toneladas en los últimos 12 meses.

“En Alimentos Polar hemos insistido en solicitar a las autoridades el acceso suficiente a materia prima importada para poder mantener nuestra producción a máxima capacidad”, señala el informe.

De acuerdo con los datos publicados por la empresa, en 2017, hubo meses como noviembre cuando no recibieron ni un kilo de maíz blanco y como diciembre cuando recibieron 99.567,4 toneladas.

En el caso de la pasta alimenticia marca Primor, se necesitan en promedio 10.500 toneladas de trigo, pero solo recibieron en los últimos 12 meses un promedio de 5.911,2 toneladas, con meses como abril, septiembre, octubre y diciembre, con cero ingreso de trigo.

Para la producción de arroz requieren una media mensual de 11.000 toneladas, pero en los últimos 12 meses recibieron en promedio 3.033,9 toneladas. Con meses como junio, noviembre, septiembre y diciembre, en cero.

La empresa explica que “en cuanto a las materias primas agrícolas que no se producen en el país, Alimentos Polar depende de que el Gobierno Nacional garantice las importaciones en cantidades suficientes y de manera oportuna. Este es el caso del aceite de soya, aceite de palma y trigo”.

Por otro lado, hay materias primas cuya producción nacional es insuficiente y casos como insumos “indispensables para la elaboración del producto final, ya que son exigidas por la normativa legal o porque su incorporación es determinante para la definición técnica del producto. Por ejemplo, la harina precocida de maíz marca P.A.N, tiene en su fórmula componentes polivitamínicos que deben ser obligatoriamente agregados, según lo establecido en la Norma Covenin N° 2135:1996. Estos componentes deben ser importados ya que actualmente no se producen en el país”.

Alimentos Polar asegura que al 07 de enero de 2018, tiene 449 solicitudes de Autorizaciones de Liquidación de Divisas (ALD) “en espera de respuesta, las cuales tienen en promedio 1.011 días en Cencoex. Esto implica que nuestros proveedores internacionales no han recibido pago. Muchos de ellos, han suspendido las líneas de crédito a Venezuela por estos retrasos. La deuda con nuestros proveedores (ALD) supera la suma de 130 millones de dólares, que fueron debidamente aprobados por Cencoex”.

La empresa también informó que la Superintendencia Nacional de Precios Justos (Sundde) le notificó en diciembre el nuevo precio de la harina precocida de maíz: 13.500 bolívares por kilo para la red privada y 2.800 bolívares por kilo para la red pública.

Por la vía de resoluciones de la Sundde, también se incrementó el precio del arroz paddy y el de mesa, sin embargo, Polar asegura que “el rezago en la adecuación del precio, aunado al aumento por encima de 300% en el costo de la materia prima, hace que el nuevo precio sea insuficiente para cubrir los costos de producción”.

Comparando esta situación con la actual, a las puertas de unas elecciones, se nota que la situación ha cambiado. Al consultar el portal de informes mensuales de industrias Polar, de entrada se puede leer un anuncio indicativo de la realidad actual de la empresa:” Debido al agotamiento del maíz nacional proveniente de la cosecha 2017-2018, desde ahora y hasta la próxima cosecha nacional en el mes de septiembre, Alimentos Polar depende exclusivamente del maíz importado para poder mantener las plantas operando sin interrupciones”. Increíblemente, para la semana correspondiente del 16 al 22 de abril se puede leer que. “Esta semana, Alimentos Polar recibió 16.825 toneladas de maíz importado, lo que permite operar a máxima capacidad. Para seguir operando a máxima capacidad se requiere continuar recibiendo suficiente materia prima de forma oportuna”.

Según los mismos reportes publicados por la empresa, esta tendencia de llegar el suministro para la producción inició a partir del mes de marzo en cuanto a la llegada de maíz importado ya que hasta el día 29 de marzo se habían recibido apenas 116 toneladas de maíz para las procesadoras, sin embargo, para los días consecutivos 30 y 31 de marzo y 1° de abril se recibieron 12.198 toneladas y a partir de allí, el suministro se ha mantenido y ello a pesar de que el momento económico en cuanto a ingresos no es el mejor.

También en los informes presentados en la misma página, se hacen cuadros comparativos en los cuales señalan lo que se ha dejado de producir por falta de materia prima (en el caso del aceite) o en el caso de los apagones que han sufrido las plantas en cada mes considerado.

Foto: Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí