Banco Mercantil presenta excelentes niveles de solvencia año 2018

0
389
views
Para asegurar que existen los niveles de solvencia y capacidad de respuesta a sus clientes, una entidad bancaria debe presentar los índices que permitan determinarlo

En la siguiente sección se describe la relación entre el patrimonio y los activos totales de la banca, conocida también como solvencia patrimonial. Al respecto, Cuartas (2006) explica que la solvencia patrimonial bancaria indica la porción de los activos que están respaldados por el capital propio de la identidad, en tal sentido, cuanto mayor sea la solvencia patrimonial, tanto mayor será la cobertura de los depósitos de los ahorristas. Esto se debe a que el banco tiene mayor capacidad de responder a las obligaciones que tienen con sus clientes, en el caso de que generen pérdidas en los activos del mismo. Por otro lado, Nwankwo (1991) define el capital bancario como los fondos aportados por los propietarios tal cual se publican en el balance general y según Olalekan y Adeyinka (2013) tiene como función principal proveer un “colchón” para afrontar las pérdidas no cubiertas por los beneficios obtenidos y proteger a los depositarios en el caso de una liquidación. En este aspecto, el Banco Mundial   agrega que los sistemas financieros sólidos pueden aumentar la actividad económica y que la inestabilidad puede interrumpir la actividad financiera e imponer costos de transacción mayores en la economía. La rata patrimonio bancario/activos totales, es en otras palabras, una medida de la solvencia de los bancos y la capacidad que tienen los bancos para hacer frente a perdidas inesperadas.

Siguiendo este orden de ideas, la relación entre el capital y los activos, sin tomar en cuenta el riesgo del último término, pueden determinarse como sigue: El capital (o patrimonio) incluye capital de nivel 1 (acciones desembolsadas y acciones ordinarias), y el capital regulatorio total, que incluye varios tipos de instrumentos de deuda subordinada que no necesitan ser reembolsados ??si se necesitan los fondos para mantener niveles mínimos de capital. Mientras que los activos totales incluyen todos los activos financieros y no financieros. (Banco Mundial, s.f.c.). Esta relación indica el grado en que los activos son financiados por terceros ajenos a los fondos propios, mide el apalancamiento financiero, que en ocasiones se conoce como coeficiente de apalancamiento y es una medida de la suficiencia de capital del sector de la captación de depósitos. Es un complemento de los coeficientes de solvencia compilados en base a la metodología acordada por el Comité de Basilea de Supervisión Bancaria. (Banco Mundial).

Por otro lado, la evolución del entorno nacional e internacional afecta al “patrimonio adecuado” en el sentido que las condiciones económicas prevalecientes y esperadas de toda la economía influyen en la situación actual de los bancos. Este patrimonio, se ve afectado por la cantidad, calidad y liquidez de los activos y pasivos de los bancos, así como también por la calidad de la gestión bancaria. Un banco que opera en una economía próspera, con activos de excelente calidad y una liquidez adecuada en relación a la volatilidad de los depósitos y con una buena gestión, es probable que requiera menor cantidad de patrimonio para mantener adecuadamente su solvencia. En el caso contrario, si se presenta un cambio desfavorable en alguno de estos factores podría aumentar la posibilidad de insolvencia, teniendo como consecuencia la necesidad de capital adicional (Olalekan Adeyinka; 2013)

Retomando la idea anterior, debido a que patrimonio representa un “colchón” ante pérdidas no esperadas, cuanto mayor sea el riesgo de la composición de los activos, tanto mayor será el patrimonio requerido para mantener un determinado nivel de solidez. Del mismo modo, cuanto mayor sea la volatilidad de los pasivos, tanto mayor será el riesgo, en consecuencia, deberá ser mayor la cantidad de patrimonio para mantener la solvencia. El riesgo de alta volatilidad se deriva del hecho de que los retiros masivos pueden obligar a la liquidación de activos en un momento inoportuno.

Basado en este marco teórico, se analizara la situación de solvencia en la entidad Banco Mercantil, nace en el año 1925 bajo el nombre del Banco Neerlando Venezolano, posteriormente se le adjudica el nombre de Banco Mercantil y Agrícola, en el año 1927 este banco era una de las pocas instituciones que emitían su propio papel moneda de circulación legal, posteriormente en el año 1982 cambia su nombre oficial por el de Banco Mercantil. Se ubica en el estrato de Banca Universal (Grande) de acuerdo a la clasificación definida por la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (SUDEBAN), organismo que regula y supervisa el sistema bancario venezolano.

De acuerdo a la legislación venezolana en materia de regulación bancaria, la solvencia patrimonial o índice de capitalización se miden a través de los siguientes indicadores:

  • Índice de adecuación de patrimonio contable: es el resultado de dividir el patrimonio computable entre los activos y las operaciones contingentes ponderadas en base a riesgo.
  • Coeficiente de adecuación de capital: es el resultado de dividir el patrimonio más la gestión operativa entre el activo total.

A continuación se muestra la representación gráfica del comportamiento del índice de solvencia en el año 2018:

 

Observando la imagen anterior, podemos concluir que la entidad Banco Mercantil, para el período en estudio  reflejó un resultado para el índice de adecuación de patrimonio contable acorde al porcentaje establecido por el marco legal venezolano (igual o superior al 12% según SUDEBAN),así mismo, el coeficiente de adecuación de capital se ubicó también en valores aceptables (igual o superior al 9% según SUDEBAN), lo que significa que esta organización se ubica en categoría  Excelente a nivel de Solvencia, según estándares internacionales.

Foto: Agencias

Fuente: Equipo de investigación Segurosybanca

 

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí