¿Ayuda a resolver el nuevo salario mínimo las necesidades básicas del venezolano?

0
283
views
Muchas personas consideran que creará más problemas de los que resolverá

El incremento salarial anunciado para entrar en vigor este 1° de mayo se constituye en el tercero de este año y el noveno desde enero de 2017 sin embargo, en ningún momento se ha logrado detener o por lo menos refrenar en algo una espiral inflacionaria que ya se muestra como una enfermedad crónica de una economía llevada más por decretos que por desarrollos de planes económicos en el mediano o largo plazo.

Cuando se respetan las leyes del mercado- y hay que respetarlas mientras las economías dependan de un signo monetario- por lo general, los índices van mejorando a medida que el valor de dicho signo, su poder adquisitivo, logra imponerse sobre los índices de la inflación que, generalmente, en una economía sana, deben mantenerse en un dígito o, en el peor de los casos, llegar a los dos dígitos y ya allí, se encienden las alarmas.

Sin embargo, la economía venezolana se ha convertido en un caso completamente atípico, con un desmoronamiento del Producto Interno Bruto (PIB) y con una inflación declarada hasta por medios oficiales que se expresa en cinco dígitos, cualquier maniobra que ha intentado el gobierno para cambiar la realidad ha fracasado, y se ha cometido el error de imprimir demasiado dinero sin el respaldo de una producción petrolera que va de capa caida y ni siquiera de otro tipo de ingresos aplicados por comercio interno o externo que pueda servir de soporte a dicha emisión.

Esta destrucción paulatina del poder adquisitivo se traduce en que el circulante pierde su valor y lleva de por si a una nueva etapa donde la economía va estancándose y la inflación continúa sin freno; La Estanflación.

Este proceso se vivió ya en Brasil y Argentina en los años 90´ y llevó a Ecuador a dolarizar su economía, sin embargo, los estragos que ha sufrido la economía venezolana superan, y por mucho, lo visto en aquellos países.

De allí que se pueda justificar que muchas personas vean con preocupación el incremento de salarios en un momento cuando la productividad ha descendido en todos los ramos de la industria hasta casi desaparecer ya que muchas empresas, para cubrir los costes que implican esos nuevos montos al momento de honrar salarios y prestaciones, reducirán personal o podrían cerrar ocasionando un nivel más alto de desempleo, mismo que el gobierno no tiene capacidad de absorber y ya lo ha mostrado cuando crea planes efectistas como “Chamba juveníl” que tienen una duración de tres meses en el mejor de los casos, vencido ese plazo, la persona vuelve a quedar como otro desempleado que, por lo general, engrosará las filas de la informalidad.

Otra vertiente del mismo problema puede apreciarse en el aumento que realizan comerciantes y prestadores de servicios en sus distintas modalidades, si todos aumentan a la vez, ¿Qué posibilidad tiene una persona de hacer frente a esos gastos diariamente con el nuevo salario mínimo?

Foto: Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí