¿Es realmente el Banco Exterior una organización rentable?

0
350
views
Zuma Seguros
Un recorrido por los principales conceptos y consideraciones acerca de la rentabilidad permite a clientes y usuarios establecer una posición acerca de la realidad de la institución

La rentabilidad es la capacidad de obtener beneficios en todas las actividades del negocio de una organización, sociedad o empresa. Esto demuestra la eficiencia con que la gerencia puede obtener beneficios mediante el uso de todos los recursos disponibles en el mercado, la rentabilidad es la capacidad de una determinada inversión para obtener un rendimiento por su uso. Sin embargo, el término “rentabilidad” no es sinónimo del término “eficiencia”. La rentabilidad es un índice de eficiencia, y es considerado como una medida de la eficiencia y una guía de gestión.

En la literatura, la rentabilidad de los bancos se mide por el retorno sobre activos (Rendimiento Sobre Activos, Return On Assets, ROA), por el rendimiento de recursos propios (Return On Equity, ROE), y / o márgenes de interés neto (Net Interest Margin, NIM)

El ROE mide el rendimiento promedio del patrimonio invertido por los accionistas de la entidad financiera. Se calcula como la razón entre la utilidad neta anualizada y el patrimonio neto promedio.

Mientras que el ROA, es un indicador financiero que muestra el retorno que generan los activos. Es una medida de eficacia en el manejo de los recursos de la entidad. Se calcula como la razón entre la utilidad neta anualizada y los activos totales promedio.

Basado en estas premisas, se ha seleccionado en esta oportunidad, como caso de estudio, el análisis del indicador ROA en la entidad bancaria Banco Exterior, tiene sus orígenes en el año 1956 con el apoyo del Banco Exterior de España. Se ubica en el estrato Mediano de acuerdo a la clasificación definida por la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (SUDEBAN), organismo que regula y supervisa el sistema bancario venezolano.

A continuación se muestra el comportamiento del ROA durante el período 2013-2018:

Fuente: SUDEBAN / Equipo Seguros y Banca

Observando el gráfico anterior se evidencia que el ROA presentó un comportamiento estable durante el año 2013 al 2017, con un ligero descenso en Marzo 2018 con respecto a Febrero 2018 (-1,23) para cerrar en Abril 2018 con el valor más alto del indicador observado durante el período en estudio.

Esto significa que la empresa tiene la capacidad financiera de generar ingresos para expandirse, mantener una posición competitiva en el mercado, reponer y aumentar sus fondos patrimoniales y la viabilidad de esta institución financiera dependerá de su habilidad para obtener un rendimiento adecuado de sus activos, evitando la erosión del patrimonio producto de la pérdida o disminución en el valor de los activos, sin embargo, es importante complementar el análisis a través de la evaluación de otros ratios que tengan en cuenta su deuda, dado que la evaluación del ROA aisladamente muestra en algunos casos rentabilidades muy buenas cuando las empresas están excesivamente endeudadas.

En el contexto actual, la rentabilidad del Banco Exterior podría verse afectada por los costos de sus operaciones, gastos administrativos, cambios en las provisiones constituidas y la capacidad de generar ingresos afectado por sus costos de captación de recursos, lo que no permitirá establecer adecuadamente sus tasas activas, las cuales deben ser competitivas dentro de las condiciones actuales de mercado.

Recordemos que la rentabilidad sobre el patrimonio neto o rentabilidad sobre activo elevada en un sector sin ventajas competitivas favorecerá la aparición de competencia y, al aumentar la oferta, el ROE y ROA del sector bajará. Cuando el ROE y ROA sea muy bajo, algunos competidores cerrarán para dedicar sus recursos a otras inversiones más rentables, por lo que la rentabilidad del sector volverá a subir.

Por el contrario, las empresas con ventajas competitivas deberían mostrar un ROE y ROA elevado y estable, prueba de que la competencia les afecta en menor medida y de que su modelo de negocio está protegido.

El ROE sólo tiene en cuenta la parte aportada por los accionistas. Ante una rentabilidad sobre el patrimonio neto elevada, se debe comprobar que la deuda de la empresa no sea exagerada y que ese ROE que tiene tan buena pinta sea sostenible y no puntual.

Por otra parte, este indicador se calcula a partir del patrimonio neto de la empresa, que no equivale a su capitalización bursátil (ejemplo: precio del 100% de las acciones) salvo si su ratio Precio/Valor contable es igual a 1. Por ello, una empresa puede tener un ROE y ROA excelente pero cotizar cara.

Foto: Agencias

Fuente: Alix Trejo/Equipo de investigación Segurosybanca

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí